El atún para los canarios, mejor en lata e importado

La prensa colonial, el desgobierno de canarias y los que se dicen o se hacen llamar representantes de los pescadores canarios siguen con la misma letanía, que en este caso, no es otra, y nos toca muy directamente en uno de los sectores primarios del archipiélago y al sector pesquero isleño en particular, que las dichosas “cuotas de capturas del atún rojo y otras pesquerías”, que son impuestas por el Estado español y europeo, siempre en una balanza trucada y en una clara desproporción de capturas para lo que queda de la flota artesanal canaria en comparación a las flotas fuereñas. Flota artesanal canaria y desmantelada desde hace unos cuantos años, como también anteriormente todas las industrias de transformación de pescado que tuvimos en el archipiélago fueron totalmente desmontadas.

Podemos decir que hasta la Isla de Fuerteventura, llegó a ser una de las mayores pesquerías de sardinales del MUNDO, todo ha sido hecho a posta y premeditado para originar este mismo agravio y desproporcionalidad, creado solo para el beneficio de los grandes dueños del sector pesquero español y europeo. Esto cipayos políticos del desgobierno colonial, prensa colonial y de los que se dicen que son representantes del sector pesquero isleño, son los culpables de sus propias desgracias y despropósitos por arrastrados, cobardes y vende patrias, pero como anteriormente comentábamos, estos desagravios son hechos a posta para el beneficio del lobby pesquero español. Mientras, tienen a los pocos pescadores canarios que quedan ( unas 1000 familias que sobreviven con las raspas que les dan), engañados y enmarañados en legislaciones pesqueras del estado colonialista español y europeo, verdaderas trampas para seguir protegiendo sus intereses de hegemonía sobre un territorio, un mar y unos recursos pesqueros canarios que no les pertenecen, que quienes realmente tienen que ser legítimos dueños y soberanos de nuestro mar somos los canarios. Siempre están con la misma llorona y pidiendo lo que verdaderamente es nuestro, y lo que pasa por nuestras aguas.

Podemos estar de acuerdo que tiene que existir una legislación internacional sobre el control de la sobrepesca y el respeto al paro biológico de las especies y apostar por los avances tecnológicos y de control sobre las capturas pesqueras y evitar la sobre explotación incontrolada de los recursos marinos, tiene que ser así. Lo que no es de recibo es que el estado colonial español que encima no tiene ninguna legitimidad y derecho sobre el mar canario, sino la que ellos mismos se otorgan sobre nuestra nación canaria, camuflando nuestra realidad colonial en un bonito traje de autonomía española ante los organismos internacionales, tengan la cara dura y poca vergüenza de imponernos, como todo, dónde, cómo, cuándo y cuánto tenemos que pescar con nuestra flota artesanal, que por cierto, si fuéramos un estado soberano podríamos tener nuestra propia flota y pescar en cualquier caladero del mundo, negociar directamente nuestros cupos de TN de capturas con los organismos internacionales que son los que controlan el sector pesquero mundial y poder pertenecer como nación soberana a estar en las tomas de decisiones sobre nuestros recursos pesqueros y de nuestras aguas.

El problema de estas lamentaciones y lamidas de heridas de nuestros medianeros y cipayos coloniales y que dicen que nos representan, es que siempre están viviendo del cuento oficialista y legislativo español para seguir perpetuando el sillón y el sueldo del amo godo, es todo mentira cochina, son unos vende patrias e ineptos. El sector pesquero en canarias está cautivo como todos los sectores económicos englobados dentro del sector primario. Canarias es el diseño de explotación dependiente económico del estado colonizador español. Rapiña y expolio sin precedentes en la historia de nuestra mal trecha tierra canaria y de su pueblo milenario.

Ahora que estamos en fechas de D. Carnal, recuerdo años atrás cuando enterrábamos a la Sra. sardina y que de muchas hambrunas nos ayudó a muchos estómagos isleños a pasar ese trance y lacra desagradable que es el hambre, a festejar ese día con asaderos en la zona portuaria de Las Palmas capital, de ingentes cantidades de sardinas, jareas, tollos, caballas etc.., de todo lo que nuestro mar nos ha surtido siempre, todo repartido entre el pueblo fiestero de esa época. Hoy en día a la sardina,  la vemos de cartón piedra y para la hoguera y si te quieres comer una sardinita vete al súper y te la compras del cantábrico o de nuestro mar Atlántico o congeladas a precio de oro.

Estamos rodeados de nuestro mar, donde nacen y pasan nuestro recursos pesqueros y se los benefician los fuereños godos y europeos y los canarios a comérselo en latas que ellos mismos te venden después de robártelo, porque encima, no nos dejan montar ni un puesto de chochos y si te cogen con un atún en la barquilla te puedes dar por muerto, prohibido pescar atún a los pescadores canarios.

No dejan montar nada de infraestructuras de transformación de pescado para consumo interno, se lo llevan para España y allí te lo meten en latitas y te lo mandan de nuevo para Canarias, para sacarte los cuartos, ese orden bio- expolio- rapiña es a lo que están acostumbrados estos ladrones del godo, y eso del atún rojo en lata ni de coña lo veremos, eso se lo llevan los japos, auténticos devoradores de pescados, o pirañas asiáticas los podríamos denominar, pagando ingentes cantidades de yenes o dólares, donde un solo atún de 500 kg te puede llegar a costar lo mismo que un coche de gama alta, todo por el preciado jamón del mar, dicho sea de paso, recursos económicos que van para los bolsillos de las industrias de pescado españolas…y, vete a saber después, lo que nos meten en la latita a los canarios y ya se los adelanto, que, alguna me ha tocado abrir y solo con ver lo que hay dentro de dicha lata, directamente muchas han ido a parar a la basura, y con la queja consiguiente al vendedor que el atún que vende, menos atún es otra cosa lo que había dentro de la latita.

Pagamos más caro el pescado en canarias que en la metrópoli, increíble, pero cierto y lamentable. Nos roban y encima les pagamos los puestos de trabajo y sus infraestructuras en España, y para los canarios nos mandan las fregaduras.

 
 
 

Arturo Caballero González 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×