El Cabildo de Tenerife reconoce afecciones a los cultivos en las inmediaciones del vertedero de Arico, pero no a las condiciones de trabajo de los jornaleros

Las cosas que las administraciones públicas son capaces de escribir negro sobre blanco son verdaderamente terribles, pero quizás lo del Cabildo de Tenerife se podría decir que muchas veces pasa de castaño oscuro. Reconocen responsabilidad compartida en las pérdidas por la generación de polvo del vertedero de Arico sobre los invernaderos, pero no condiciones de trabajo más penosas para los jornaleros. ¿El argumento? Que los trabajadores del propio vertedero no se quejan y, por lo tanto, a llorar al río.

Yo no sé, en verdad, si eso quiere decir que los trabajadores del vertedero no están cobrando los complementos de penosidad, toxicidad y demás que les reconoce el convenio colectivo en vigor publicado en el BOE hace ahora cinco años. Pero es más, en el convenio colectivos de los trabajadores del vertedero de Arico se reconoce en el artículo 37, como complemento de puesto de trabajo, un plus por trabajos tóxicos, penosos, peligrosos según el cual “a todos los trabajadores que tengan que realizar labores que por su condición resulten tóxicas, penosas o peligrosas, se les abonará un complemento por este concepto cuya cuantía mensual será el 25% del salario base”. 

¿Que los trabajadores del vertedero no se quejan? Bueno, habitualmente es sabido lo que le dura el empleo ahí al que se le ocurre quejarse, pero, además, es que cuando vas a trabajar al vertedero, que por los complementos es de lo mejor que se paga en ese Sureste sin duda, pues en verdad no viene como muy a cuento quejarse de olores, polvo y demás. Otra cosa distinta, francamente, es decir que es lo mismo trabajar en un invernadero donde el polvo y la peste a basura tumba para atrás que en un ambiente normal. Eso, francamente, sólo son capaces de decirlo desde Residuos del Cabildo de Tenerife donde el respeto por la inteligencia de las personas muchas veces brilla por su ausencia. Demasiadas, diría yo,  y así nos va el pelo en este asunto.

Que esto está sacado, no se lo pierdan, de la declaración de impacto ambiental de una nueva celda para el vertedero, ya perdí la cuenta de cuántas llevan pero deben ser seis o siete y subiendo, y como no sólo nos han echado como única voz crítica de la Comisión de Residuos, con el apoyo hasta de Podemos, pues nos hemos enterado por casualidad. Aunque en verdad no sé si Valbuena, además de echarnos y cargarse lo más importante de todo que era la Mesa de Fertilización Orgánica, de paso se habrá cargado la propia Comisión porque no aparecen actas desde Febrero.

En fin, cualquiera sabe, ellos se lo guisan y ellos se lo comen, pero quién le hubiera dicho a uno que la etapa más oscurantista que se recuerda en ese Cabildo haya venido de la mano de ¡una nueva alternativa política! con presencia en el Pleno del Cabildo. A mí me lo cuentan hace cinco años y, en fin, me lo hubiera echado a la coña.

Fuente: https://noincineraciontenerife.wordpress.com




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×