El pensamiento colonial: ¡¡¡descolonízate!!!

Hasta no hace nada, sobre el 2007, los mismos que siempre nos han gobernado con puño de hierro y envuelto en un bonito guante de seda tanto desde la metrópoli (más de seis siglos  de colonialismo en Canarias) como del gobierno colonial, nos metieron en una crisis de consecuencias desastrosas en el Archipiélago canario. A base de mentiras y represión te obligaron a seguir comulgando con ruedas de molinos, y te han llevado cual rebaño de borregos al mismo corral. Entre más te fustigan más los deseas, e incluso como el buen esclavo vuelves a colaborar en su sistema electoral corrompido para seguir dándoles el voto y perpetuarlos en los sillones del poder.

¡¡¡Deja de ser racional de una vez¡¡¡ y de darles el pan a quien mismo te lo niega o te lo roba, se irracional y no te creas todo lo que te dicen.

La única verdad es, cuando ves a tu vecino que no tiene nada que darle de comer a sus hijos, o tú y tus hijos, que puedes estar en la misma situación que tu vecino. Ellos ( los palanganeros y metropolitanos) en cambio, siguen con sus buenas prebendas y sus hijos a cuerpo de reyes . Esa es la única verdad.

No hay que preocuparse si a los empresarios les va bien, a nosotros los de abajo, nos irá bien igualmente. Y de que nos vaya bien, se encarga el gobierno de la metrópoli y sus palanganeros coloniales, porque gracias a ellos y a sus libres mercados y los movimientos bursátiles, te ahorras el tener que preocuparte de otras cosas, ya que, los pobres no entendemos. Cada vez nuestros ricos son más ricos, nos enseñan que el presente es lo único que existe, y el presente es esa realidad virtual creada desde el poder del dinero, sostenida por la perversidad de los llamados gobiernos y difundida por los medios de desinformación.

Esta realidad inhumana es la que nos convierte en un número, en un consumidor, en un contribuyente, en un esclavo económicamente dependiente de tus deudas y que esos gobiernos te han ayudado a serlo con sus engranajes perfectos de sustracción de las rentas de tu trabajo. Esta realidad que nos aísla de los demás, esta realidad que lo que importa es cuanto gastamos, que marca vestimos, que poseemos, esta realidad en la que no existimos, y a nadie, parece importarle que desde arriba nos ignoren y muestren una total indiferencia. Nos condenan desde el nacimiento, a ser un engranaje más como mano de obra barata de su maldita maquinaria de explotación. Que nos condenan aún antes de nacer a la ignorancia, que es como decir a la esclavitud. Porque ellos, los dueños del poder utilizaron desde siempre la cultura y la educación como vehículo alienante, como mecanismo de control y para ello le crearon al canario una nueva geografía e historia, adecuada para mantener la explotación, la rapiña y el saqueo de siempre.

En esta división una nueva colonia con viejos odios y a la misma vez una vieja colonia canaria con odios renovados, aunque esos odios siempre alentados en los intereses del poder colonial español y de sus medianeros coloniales. Con limpieza étnica de nuestros ancestros, la persecución, la xenofobia y la esclavitud como principio, con una gran mancha de sangre en nuestra nación y en el mundo entero, y que conste que no acabaron con todos, que es lo que llevan intentando desde hace más de seis siglos y no han podido, desde el primer momento que los gauripas pisaron nuestras costas lo llevan en la agenda, el exterminio del pueblo canario, de su cultura e identidad.

Y las matemáticas de antes solo sirvieron entonces para contar el dinero acumulado y rapiñado por unos cuantos gauripas a costa de la sangre de miles de canarios y millones de etnias en el mundo. Solo para contar los muertos, las guerras y sus estúpidas invasiones.

Las matemáticas de ahora sirven para contar el número de desempleados o para calcular cuántos más nos sumamos a la miseria año tras año, para seguir contando cuantos tenemos que emigrar para sobrevivir, solamente para calcular cuánto sufrimiento, tantas lágrimas y tanto dolor incalculable.

Quisieron borrar nuestra lengua ancestral, nuestra forma de hablar, la de nuestros abuelos, la de nuestros padres, la de nuestros mayores, quieren enmudecernos, nos llenaron de egoísmo, nos mostraron ajenos, diferentes; pero como diría el poeta:

Olvidaron poner el acento en el hombre y en la mujer que unidos van gritando libertad, que la exigen, que la van construyendo día tras día, que se niegan a convertirse en mercancía, que se niegan a vender sus sueños, su dignidad, su vida a ese maldito colonialismo español.

El canario se cree español, y se ofende si se le compara con el africano. ¡¡¡DESCOLONIZATE!!!

 

Arturo Caballero González

Un comentario en “El pensamiento colonial: ¡¡¡descolonízate!!!

  • el 12 de febrero de 2017 a las 5:19 pm
    Permalink

    Cuanta verdad desprende el artículo. Pero me quedo sobre todo con el final: el Canario se cree español, y se ofende si le comparara con el africano.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

×