Explosión

Debo de horadar por el sótano del mal
para encontrar la salvación de mis versos,
y liberarlos por siempre de la envidia
que transpiran esos seres desalmados,
quieren convertirme en zombie yerto
sin más preocupación que servir al ego,
no caigo en sus viles propósitos
pues rompo sus azoteas huecas,
con vetustas dosis de literatura
brotan en las consciencias como sarmientos
y arrojo toda la lava de mi pecho.

Joel Pérez Noguera

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×