Fernando Guanarteme, otra vez el redivivo (II)

Un análisis crítico

Dejando atrás el seguir comentando sobre las cuestiones concretas por el desborde y los enaltecimientos que hacen la nueva asociación Fernando Guanarteme Rey Canario, paso a tratar  más cosas para andar por casa y otras cuestiones y adentrarme en la rama política en las que por supuesto entra también la susodicha asociación.

Así vemos, que en la página 11 de la citada revista-panfleto  dan a conocer que con fecha 11 de enero de 2016 se dirigieron por escrito a la Junta de Accionistas” o Parlamento de Canarias, por considerar “de justicia que los restos ó lápida del que fue monarca gran canario S.M. El Rey Fernando Guanarteme con su historia, regresen a su lugar de origen en Gran Canaria”.

El caso es que la JuntaAdministrativa (Parlamento de Canarias) toma en consideración tal solicitud y emite una Resolución con enmiendas y todo, la denominada Proposición No de Ley 9L/PNL-0130 Sobre apertura de la tumba de Fernando de Guanarteme y recuperación de los restos, (Publicación: BOPC núm. 36, de 12/2/16) y como sus “señorías” no tienen cosas más importantes en que ocuparse y como con las cosas de la españolidad de Canarias no se juega, todos los grupos políticos en la tal Junta, ellos, eso sí muy conocedores del tema, hacen sus particulares argumentarlos y dan vía libre a un fiasco (el del hallazgo de los huesos), pero los de la asociación,sin duda,batallarán hasta quedar exhaustos consiguiendo aunque sea un poco de polvo y la valiosa lápida de mármol – si se lo permite la legislación-que colocaron en 1923 en la actual ermita de San Cristóbal en La Laguna. ¡Qué menos!

En este punto, yo le propondría a la citada asociación que presentara un escrito al Parlamento Autonómico, para que escojan como mínimo a dos o más personas que hayan estudiado historia y que estén en el paro (cosa en Canarias por lo visto es bastante difícil), concediéndoles sendas becas para estudiar paleografía con la condición de que investigue en los Archivos de Simancas o en el del Sello, para ver si de una vez encuentran el imaginado Pacto de Calatayud. Más adelante me ocuparé de este tema.

El que esta asociación, en esta nueva etapa, está decidida a todo, lo podemos leer en la página 25 de la ya comentada revista folletín-panfleto, en la que se dirigen al Cabildo de Gran Canaria con fecha 22 de enero de 2018, para “Definir el Castillo de Mata como museo aborigen D. Fernando Guanarteme “Rey Canario”. Por si lo anterior, podría serles negativo, el 14 de marzo de 2018, les dirige nuevo escrito proponiéndoles “Parque Temático D Fernando Guanarteme “Rey Canario” en Castillo de Mata y Castillo de San Cristóbal”-

Como por empeño y moral que no falte, también se dirigen al Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria (?) con la última misma fecha “Solicitud de Parque Temático D. Fernando Guanarteme “Rey Canario” en Castillo de San Cristóbal”.La ignorancia es tan supina que no saben que el llamado popularmente Castillo de San Cristóbal,se denomina realmente Torreón de San Pedro y que por otra parte dicho torreón es competencia del Cabildo de Gran Canaria y no del Ayuntamiento y a toda esta tampoco saben que ya Leonado Torriani(1)  dejó dicho que “contiene muchas paredes de tierra y de piedra seca” , en otras palabras es un torreón macizo con su azotea, lugar donde se colocaba las piezas artilleras. A este respecto el Cabildo el 04.02.2016 abandonó la idea de cualquier intervención por todos los condicionantes que lo rodean, desde la situación en el mar (Demarcación de Costas) hasta el propio inmueble. ¿Un parque temático?, ya sé que esto está de moda…y por ello dejaronabierta la puerta de la caja, para instalar una pasarela (?) y acometer los trabajos necesarios, si los informes técnicos son favorables-Todos sabemos que los canarios no tienen otras necesidades más perentorias…

Sobre el parque temático en el Castillo de Mata ya les propongo, a ver si se atreven, la instalación de un panel con un documento histórico de fecha 25.11.1491 en el que hace referencia a los canarios, a los que según dicen tanto defendió Fernando Guanarteme y los historiadores apesebrados nunca hayan hecho mención alguna.

Dejando atrás la dichosa revista-panfleto, paso a recordarles algunos aspectos históricos que omiten, porque creo que no les son favorables, tanto a la citada asociación como a la memoria del revivido Fernando Guanarteme y citaré algunos ejemplos:

Fernando Guanarteme: apresado o entregado

En esta cuestión como en tantas otras, los historiadores nos narran sobre este hecho, diferentes versiones,unos la mayoría que se decantan por el apresamiento para mayor gloria de los conquistadores y otros, que se inclinan por su entrega.

Así las cosas Según Viera y Clavijo(2), nos narra que “Tenesor Semidán yéndose a  dormir a su palacio con 14 domésticos y 4 guayres . Hernán Peraza y Alonso de Lugo teniendo noticias por sus espías de que se encontraba en aquel lugar fue apresado y Pedro de Vera al tener noticias de aquella feliz acción se le encendió el corazón de júbilo, llevándolo al Real de Las Palmas”. Un  relato similar de este hecho hace Fr. J. de Abreu y Galindo.

Sobre el mismo hecho Pedro Agustín del Castillo(3), en su historia, nos dice “Entraron silenciosamente en la espelunca, hallando en ella aquellos 15 hombres rendidos los espíritus, y haciéndose los más dueños de la puerta, y los otros de las armas canarios, cuando dispertaron se hallaron sin tener acción, que les fuese favorable”. Y a continuación dice “4. Algunos han escrito que todo lo tenía prevenido Guanarteme con Lugo, pulsado su corazón de superior impulso, que le tenía predestinado con el santo bautismo, que con tanto fervor deseó y recibió de mano del gran Cardenal Arzobispo de Toledo”..

En este sentido Dominik Josef Wölfel(4), dice lo siguiente “La larga estancia del pretendido prisionero en la Península, el viaje de ida y vuelta, todo ello, necesitó mucho más tiempo. Las circunstancias de la prisión prueban que entonces había una entrega voluntaria del guanarteme a los conquistadores, y no una prisión. Irse a dormir tan cerca de los españoles, sin centinelas ni guardias, hubiese sido una tontería más que un atrevimiento”.

Mientras los canarios que no se habían sometidos y continuaban en la lucha, Bonnet y Reverón(5) nos relata;“La resistencia – ¿Podemos considerar sometida o conquistada la isla, porque el guanarteme de Telde, con un centenar de adeptos, se entregara a Pedro de Vera? ¿No contaba la isla con seis mil hombres de guerra, de los cuales por lo menos dos mil estaban aún en situación de pelear? Una cosa es la sumisión de un jefe con un grupo de adeptos, y otra la rendición de todo un pueblo”.

A partir de lo expuesto, quedan clara dos posturas: por un lado estaban los que querían pactar con los españoles por considerarlos militarmente superiores, de otro los que preferían seguir luchando por su libertad fuera al precio que fuera.

También Viera y Clavijo(6) nos dice “Posteriormente y estando la corte en Calatayud y llevado ante los Reyes cayó casi desvanecido, pidiéndoles las manos para besarlas, el bárbaro con los ojos humedecidos con su llanto y sollozos les pudo decir en su lengua ¡Oh, guanartemes poderosos, yo me glorio de ser vuestro más humilde vasallo, deseo ser cristiano y que vosotros seáis mis padrinos y le podría su propio nombre. Lo vistieron de ropajes color grana y seda como a persona real, y a los guayres con la correspondiente decencia (sic).

No deja de ser penosa, tal como lo describe Viera y Clavijo, la anterior descripción al ver un Guanarteme tirado en el suelo, llorando y con sollozos…¿Es así como se hace un Pacto de igual a igual, como sus admiradores defienden?.

Y seguimos; Posteriormente aparece en Toledo para recibir el bautismo por el Cardenal don Pedro González de Mendoza. El ya Fernando Guanarteme suplicó se le hiciese merced para sí y sus sucesores del territorio de Guayedra en Canaria. Los reyes se lo concedieron en la creencia que era acreedor de cosa grande, cuando este territorio no es más que una ladera de montañas y riscos escarpados donde sólo pueden pastar ganados salvajes. Después narra que tuvo repartimiento de tierras en Tenerife

Llegados a este punto repetimos la pregunta que se hizo el nada sospechoso DominikWölfe(7):¿Continuó Tenesort Semidán siendo guanarteme cuando se entregó a los españoles?. Al tiempo de su vuelta ya no fue considerado como tal por los indígenas rebeldes.

Su parentela

Después de la batalla de Ajódar con el descalabro sufrido por los españoles y donde muriera Miguel de Mujica, y donde había intervenido Fernando Guanarteme para salvar a los españoles supervivientes. No obstante, estando éste con 150 canarios que les seguían; cuando desembarca en Las Palmas el Juez Pesquisidor Francisco Maldonado, el Personero de la isla Hernando de Porras le transmite (según Pedro Agustín del Castillo) que “había representado al Rey católico, hallarse con número de canarios que pudieran levantarse con la isla: y por haberle el Rey hecho merced(8)  de que le asistiesen a Guadartheme cuarenta parientes, se mandasen salir los que pareciese, para España ú otros Reinos lastimando su sencillez y seguridad, el verles salir á donde no sirviesen como él, á lo que desde luego se ofreció, y todos los dichos sus parientes, y asociados como se vio acreditado, y su valor”.

Refiriéndome a la merced  marcada con (8) el citado historiador pone al pié de página “Provisión Real, dada en Córdoba a 26 de Noviembre de 1491, refrendada de Alonso de MARMOL. Secretario, a la que sigue otra postdata al pié de página de Miguel Santiago: CHIL (Estudios”,  t. III , pág. 308) cita esta Provisión, pero no la transcribe, como suele; seguramente toma el dato de Castillo. Lo cierto es que, curiosamente, no he podido localizar la citada Provisión Real, ya que la fecha es errónea, a tenor de una carta emitida en 1491, Septiembre 27, en Córdoba, donde dicen los Reyes católicos en ella a  Francisco Maldonado,  diciendo: “…e que después acá que ha ocho años que le dimos la dicha facultad e merced…”, referida a los 40 parientes, por lo cual dicha merced se concedió en 1483. Sabemos que estas mercedes, se emitían a petición de una de las partes, en este caso resulta obvio que el solicitante sería Fernando Guanarteme.

Sobre este asunto en particular, como en tantos otros, es de significativa importancia, por cuanto se deduce que Fernando Guanarteme quiso poner a buen recaudo a sus parientes, para que no se viesen acosados, esclavizados, etc. En este punto cabe preguntarse ¿y los demás canarios, a que los partidarios de Fernando Guanarteme dicen que defendía? ¿Qué sobrevivieran  como pudieran?o ¿que se las arreglasen como pudiesen?

Por otro lado, Viera y Clavijo(9), refiriéndose al primer desembarco en Santa Cruz el 30 de abril de 1483, dice …”que don Fernando Guanarteme, acompañado de los setenta canarios de su parentela, marchase sin pérdida….”. Vemos que en este punto Viera y Clavijo se equivoca,puestos que eran cuarenta y no setenta.

Sabemos por el historiador Pedro A. del Castillo, como apuntamos más arriba, que el Cabildo y Consejo de la isla pidió la prohibición dirigida a los canarios, de volver a la isla, y la expulsión de los que vivían en Gran Canaria a excepción de sus 40 parientes.

Lo anterior dio lugar a que los Reyes Católicos dirigiesen una carta a Francisco Maldonado, de la que recogemos algunos párrafos de la misma, como “…que nos por hacer bien a merced a Don Fernando Guadarteme, canario, le dimos facultad para que hubiese en la dicha isla con cuarenta parientes suyos…” sigue “…que se han acrecentado e poblado la dicha isla de otros muchos canarios, en que dis que agora ay…(ilegible) de ciento e cinquenta poco más o menos; e que porque se teme que aviéndoseasymultiplicado, según la poca población de christianos que ay en la dicha isla, que un día se levantase con la dicha isla contra ellos, de que se podría rrecreҁe a nos deseruiҁio e alos vecinos e moradores della mucho daño. E por su parte nos fue suplicadoe pedido por merced, sobre ello proueyésemos, mandando al dicho Guadarteme que señalase los dichos quarenta  parientes, e a los otros los mandásemos echar de la dicha isla, o como la nuestra merced fuese…” (10)

Posteriormente, estando los Reyes Católicos en Granada, emiten una Real Cédula dirigida “A los Concejos, corregidores, alcaldes, alguaciles, caballeros, etc. prohibiendo que los canarios que habían sido desterrados de Gran Canaria regresasen a ella, pues dice: “…que ningunos canarios de la isla dela Grand Canaria non estuviesen en la isla dela Grand Canaria e fuesen echados della e sy algunos de los dichos canarios fuesen  a la dicha isla syn nuestra licencia que muriesen por ello…”, siguiendo más adelante “que non consynta des nin dedes logar que ningunos de los dichos canarios non embarque, nin entren, nin se lleuen en ningunas naos…”. Esta prohibición llega al extremo que de incumplir este mandato las personas que lo vulneren pueda verse implicado en pena de muerte, cuando dice “…syn nuestra licencia, e mandado, e carta especial para ello,, so pena de muerte,…”(11).. Y todavía hay algunos canarios iluminados que afirman que en estas fechas Canarias entró de lleno en el Renacimiento.

Continuará…

Rafael delgado Perera

Bibliografía:

1.- Descripción e Historia del Reino de las Islas Canarias, Leonardo Torriani, Goya Ediciones, 1959, Capítulo XLVII.

2.-Noticias de la Historia General de las Islas Canarias, Joseph de Viera y Clavijo, Goya Ediciones, 1967, Página 524.

3.-Descripción Histórica y Geográfica de las Islas de Canaria, D. Pedro Agustín del Castillo, Biblioteca Isleña, 1848, Página 128.

4.-Don Juan de Frías, El Gran Conquistador de Gran Canaria, Dominik Josef Wölfel, Publicaciones de “El Museo Canario”, 1953, Página 10.

5.- La conquista de Gran Canaria,  B. Bonnet y Reverón, Revista de Historia, tomo18, número 100, 1952,Página 323.

6.-Noticias de la Historia General de las Islas Canarias, Joseph de Viera y Clavijo, Goya Ediciones. 1967, Página 525.

7.-Don Juan de Frías, El Gran Conquistador de Gran Canaria, Dominik Josef Wölfel, Publicaciones de “El Museo Canario”, 1953, Página 10.

8.- Descripción Histórica y Geográfica de las Islas de Canaria, D. Pedro Agustín del Castillo, Biblioteca Isleña, 1848, Página 159.

9.- Noticias de la Historia General de las Islas Canarias, Joseph de Viera y Clavijo, Goya Ediciones, 1967,  Página 622

10.- Don Juan de Frías, El Gran Conquistador de Gran Canaria, Dominik Josef Wölfel, Publicaciones de “El Museo Canario”, 1953, Páginas XX-XXI

11.-Ibidem.

 

Un artículo sobre el mismo tema, pinchar el enlace:

http://nacioncanaria.blogspot.com/2011/05/los-huesos-la-estela-y-el.html




Un comentario sobre “Fernando Guanarteme, otra vez el redivivo (II)

  • el 18 abril, 2019 a las 6:20 pm
    Permalink

    Después de 500 añis que más da ya hoy todos somos otra cosa.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×