Intersindical Canaria denuncia que la Gerencia del Centro Hospitalario Universitario Insular -Materno Infantil (CHUIMI) discrimina a las trabajadoras que solicitan la adaptación laboral por lactancia

Las estancias improvisados por el centro hospitalario para las madres trabajadoras no cumplen unos requisitos mínimos  de salubridad y comodidad

Esta fuerza sindical exige a la Gerencia del centro, junto con la Dirección y Subdirección de Enfermería, que recapacite ya que se pone en riesgo el reconocimiento de la adaptación laboral del puesto de trabajo durante el embarazo y la lactancia

IC ha denunciado el caso ante Inspección de Trabajo y valora trasladarlo a la Fiscalía con el objetivo de que se inicie una investigación sobre los hechos ocurridos

Intersindical Canaria denuncia que la Gerencia del Centro Hospitalario Universitario Insular-Materno Infantil (Chuimi) está permitiendo que los servicios de prevención y las mutuas, responsables de regular las adaptaciones laborales, apliquen la normativa vigente en su forma más restricta en lo que respecta a la adecuación de los puestos de trabajo durante el embarazo y la lactancia. Circunstancia que, según ha podido saber este sindicato, responde exclusivamente a criterios económicos.

Intersindical Canaria ha recibido oficialmente la queja de una de sus afiliadas, afectada directamente al encontrarse en la actualidad en periodo de lactancia materna. Para este sindicato, es inadmisible la actitud de la Dirección y Subdirección de Enfermería y de la Gerencia, que permiten que la mutua marque el paso de las decisiones para la protección de la lactancia y la maternidad, y recuerda que con esta medida se sienta un precedente que pone en riesgo un derecho laboral adquirido por la mujer trabajadora.

Hasta el momento, el procedimiento establecido determinaba que la trabajadora realizaba la comunicación al centro para que se le adaptara el horario laboral y el puesto de trabajo para continuar así con la lactancia. Esta solicitud siempre recibía contestación negativa, lo que obligaba a las trabajadoras a acudir a la mutua para proceder al reconocimiento de esta situación y garantizar la lactancia del menor. “Tenemos constancia que desde hace un año se cambia este criterio porque la mutua estaba denegando el reconocimiento de la lactancia. Esta negativa implica que sea el propio centro el que asuma los sueldos de las trabajadoras que no pueden acudir a su puesto de trabajo al negársele la adaptación laboral. Y en mitad de esta pelea económica entre Gerencia y mutua laboral están las madres trabajadoras que ven como se les restringe un derecho adquirido”, ha afirmado María Pérez, delegada de prevención de riesgos laborales de Intersindical Canaria.

Ante los requerimientos realizados por este sindicato, la Gerencia ha optado por improvisar a marchas forzadas unos cuartos de lactancia que no cumplen con los requisitos mínimos  indispensables para facilitar este proceso a las madres trabajadoras. Además, tampoco se han establecido los RRHH necesarios para cubrir la ausencia de estas trabajadoras mientras se produce la extracción de la leche o la lactancia en sí. “Como pretenden que las mujeres que se encuentren en este período estén cómodas en un espacio de tres metros cuadrados y que ni siquiera cuenta con un lavamanos”, ha añadido la portavoz sindical.

Asimismo, IC denuncia la “falta de tacto” de la Gerencia del hospital y recuerda que  estas resoluciones se deben hacer en base a una evaluación del puesto de trabajo y que ésta de oficio debe ser comunicada a la trabajadora, circunstancia que a día de hoy no se ha producido. “Este caso particular ya ha sido puesto en conocimiento de la Gerencia y a día de hoy no hemos recibido respuesta formal”, ha puntualizado Pérez.

Ante esta situación, IC ya ha dado parte a la Inspección de Trabajo y valora trasladar este caso a la Fiscalía para que investigue esta situación y llegará hasta las últimas consecuencias para defender el derecho de la mujer a disfrutar del periodo de lactancia con todas las garantías laborales que el sistema actual ofrece. “Es incongruente las políticas de los gestores de SCS y la Consejería de Sanidad, que promocionan y publicitan la práctica de la lactancia materna y luego dejen desamparadas a su propias trabajadores supuestamente por cuestiones meramente económicas”, ha destacado la delegada de prevención de riesgos laborales de Intersindical Canaria  




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×