La Laguna estrena la “emergencia climática” con una carrera de coches con trágico final  

¿Mis esperanzas de que estos cantamañanas vayan por ahí? Ninguna, seguirán organizando carreras de coches de esa forma tan irresponsable. Eso sí, como en el caso del fotógrafo que murió no hace tanto en otra curva en Valle Tabares, en La Laguna también, ya les digo yo que en asunto de carreras de coches y muertos, desde luego muchos más que en los Sanfermines, aquí seguiremos haciendo responsable a la fatalidad, a la mala suerte y monsergas por el estilo sin que nadie se haga responsable de nada

Si alguien le pregunta a alguno de los promotores de la declaración de La Laguna en “emergencia climática”, o a Valbuena que prepara el decreto con el mismo fin para Canarias en su conjunto, si el fomento de la velocidad y los rugidos de los motores de combustión a escape libre, que además a tantas familias lleva la desgracia casi cada fin de semana; es compatible con dicha declaración de “emergencia” yo ya me sé la respuesta: “¡estás loco, cómo vas a quitar las carreras de coches con la afición que hay a eso!” En realidad no es por respetar a la afición (si la respetaran se preocuparían mucho más por su seguridad), es por buscar los votos y de ahí que nos hayamos gastado lo que no está en los escritos en un proyecto de circuito homologable para Fórmula I cuando resulta que los últimos que se hicieron en el mundo fueron en los países árabes que, como es normal, intentan a toda costa que no muera su único negocio que consiste esencialmente en que la gente queme cuanto más petróleo mejor. A la mierda el cambio climático.

De hecho, si uno busca en Wikipedia, sólo los americanos y los árabes han hecho circuitos en este siglo, a nadie se le pasa por la cabeza eso ya y sí se han habilitado circuitos urbanos en Valencia (que acabó como acabó), en aeropuertos abandonados y demás pero para de contar. Uno en Teruel ¡díganme ustedes si hay terrenos en ese provincia para esto o para lo que sea que han hecho hasta un aeropuerto para aparcar aviones con un éxito tremendo! pero obviamente relacionado con la potente industria del automóvil de Aragón (25.000 empleos que lógicamente hay que defender como sea).

Que eso es lo que tienen esas cosas, si se anuncian medidas contra el cambio climático algo habrá que decir, no por declararlo todo urgente, de emergencia y no sé qué (para los periódicos) quiere decir que vayamos a dar pasos en ese sentido. ¿Van a subir los impuestos al coche o a los combustibles desde el Gobierno y desde el Ayuntamiento en la parte que les toca? ¿Van a volver a habilitar la antigua estación de guaguas de La Laguna, como complemento de la chapuza de Anchieta, y a quitar los aparcamientos de coches en favor de carriles guagua? ¿Van a dejar de patrocinar carreras de coches para que, en su caso, las patrocinen las fábricas, los vendedores y los que comercian con los combustibles? Yo lo tengo claro, mucho más efectivo que el brindis al sol son las medidas concretas: primera y número uno en el caso de Tenerife: utilicemos el millón de metros cuadrados de Atogo a energías renovábles, lugar idílico para eso, en lugar de dedicarlo a la quema indiscriminada de combustibles fósiles.

¿Mis esperanzas de que estos cantamañanas vayan por ahí? Ninguna, seguirán organizando carreras de coches de esa forma tan irresponsable. Eso sí, como en el caso del fotógrafo que murió no hace tanto en otra curva en Valle Tabares, en La Laguna también, ya les digo yo que en asunto de carreras de coches y muertos, desde luego muchos más que en los Sanfermines, aquí seguiremos haciendo responsable a la fatalidad, a la mala suerte y monsergas por el estilo sin que nadie se haga responsable de nada. El muerto al hoyo y el vivo al bollo, lo de siempre, otra familia destrozada mientras discretamente miramos todos hacia otro lado.

Fuente: https://noincineraciontenerife.wordpress.com




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×