Nace “Guía Se Respeta”, una plataforma contra la destrucción de las Plazas Grande y Chica por parte del Ayuntamiento

Guía Se Respeta es una plataforma ciudadana al margen de planteamientos partidistas, con el único propósito de luchar a favor del Patrimonio Histórico de Guía de Gran Canaria y su promoción cultural y económica

Los miembros de Guía Se Respeta se posicionan en contra del proyecto del grupo de gobierno del Ayuntamiento, Juntos por Guía, de destruir las plazas Grande y Chica, ya que consideran que dilapida el patrimonio histórico y artístico del municipio, cercenando la idiosincrasia de la Ciudad.

Desde hace siglos, las señas de identidad del mencionado espacio muestran que en este predomina la definición de zonas bien delimitadas: Plaza Grande, Plaza Chica, explanada triangular delante de la iglesia y Plazoleta de San José.

La plataforma pregunta: “¿Se imaginan El Vaticano sin la Plaza de San Pedro, la catedral de Santiago de Compostela sin la Plaza del Obradoiro o desaparecieran numerosas Plazas Mayores de muchas localidades? ¿Qué pasaría con el centro de Guía si se pierde la balaustrada de la Plaza Grande o los límites de la Plaza Chica?” La plataforma cree que el nuestro es un pueblo digno que debe caracterizarse por conservar el patrimonio que lo identifica como tal.

El planteamiento de recuperación del atractivo de este entorno fue votado solo por un 5% de la ciudadanía (por mucho que se argumente que “superó con creces los resultados obtenidos en otros procesos participativos que se han convocado a nivel nacional”, según se menciona en la revista “Tú Santa María de Guía” número 41, de enero de 2018), por lo que la plataforma considera que no es suficiente como para destruir la historia. Tradicionalmente, el centro urbano de Guía ha sido lugar de encuentro público, hasta que poco a poco su vitalidad ha ido claramente decayendo desde los años ‘80 del siglo pasado. Hasta entonces convocaba gente, dado su espacio acogedor, ¿va a recuperar esa capacidad por el simple hecho de quedar más diáfano?

El proyecto de reforma viola el artículo 29 de la Ley de Patrimonio Histórico de Canarias, que dice que “los conjuntos Históricos de Canarias, como unidades representativas del proceso evolutivo de una determinada comunidad, deberán ser protegidos integralmente y conservados en función de sus valores ambientales y arquitectónicos peculiares, prohibiéndose aquellas intervenciones que introduzcan elementos que devalúen su filosofía histórica, tanto en lo que se refiere a sus edificaciones como a los espacios libres”.

La plataforma no pretende hacer críticas, sin más, al mencionado proyecto de participación ciudadana, también ofrece alternativas, no faraónicas, mucho menos impactantes, más sencillas de llevar a la práctica y, por supuesto, más económicas. Sólo es cuestión de tener la voluntad de llevarlas a cabo.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×