¿Qué importancia tiene para los canarios el proyecto chino de La Nueva ruta de la seda?

Es norma común en los seres humanos el sacar conclusiones barajando los datos que ya dominamos (cosa normal por cierto). Es por ello, que la mayoría de mis conciudadanos canarios al planificar el futuro colectivo (e individual), lo hacen partiendo de la premisa “semos europeos”, “y he aquí los cimientos de donde parte nuestro futuro”, y es un concepto totalmente equivocado. Canarias no es un territorio europeo, es un territorio africano -queramos o no-, y su futuro económico y social depende (además de la honestidad de nuestros políticos (?)) del espacio geográfico de donde estemos ubicados.

El mensaje que nos llega a través de los medios y la clase dirigente es:  “semos europeos…”, “y es en Europa donde está nuestro futuro”; y claro, nosotros nos lo creemos, sin embargo esta ignorantación por nuestra parte nos lleva a ser víctimas de los intereses económicos de personas que pertenecen no ya a un país colonial y extranjero como es España sino además a ser víctimas de la oligarquía canaria que sin importar el bienestar del pueblo canario adoptan medidas económicas contrarias a nuestros propios intereses, como por ejemplo la pérdida del estatuto de Puertos Francos medida que nos aplicaron bajo la amenaza de la aplicación del artículo 155 tan de moda actualmente con el caso catalán, o desmantelamiento de la industria del tabaco, o obligarnos a cultivar plataneras (incentivadas por ayudas económicas al sector que sólo benefician a los terratenientes), y que no es el producto más adecuado en una tierra donde escasea el agua; o desmantelamiento del sector pesquero en beneficio de los pescadores gallegos y andaluces…

Pero no es aquí donde está lo más grave de la situación siendo realmente grave esta, sino que es el sometimiento de Canarias (y todos los países de la Unión Europea incluyendo a España claro está) a las medidas extractivas de las riquezas de los países miembros de la Unión por parte de la gran oligarquía financiera global, utilizando las herramientas previamente constituidas para ese fin como son el Banco Mundial, la Organización Mundial del Comercio y el Fondo Monetario Internacional.

El que tengamos salarios bajos, cuando las empresas están obteniendo máximos beneficios, el que cada vez nuestro poder adquisitivo esté disminuido (Según Yanis Varoufaquis, ex ministro de economía griego y en su libro “El mino tauro global” nuestro poder adquisitivo está estancado en el año 1973), es este empobrecimiento el que provoque el que no podamos pagar nuestras deudas, nuestra hipoteca, etc.  Son precisamente las políticas monetarias provenientes del FMI y el Banco Mundial y Banco Central Europeo, las que obligan a los ciudadanos -canarios incluidos- a pagar el recate a los banco, rescate que nos empobrece aún más y que tiene como resultado el que seamos esclavos sin darnos cuenta.

Ahora bien, ¿Qué tiene que ver esto que cuento aquí, con el proyecto de La Nueva Ruta de la Seda?

Pues que el pertenecer como colonia dentro de la Unión Europea nos lleva al empobrecimiento y esclavitud, desaparición de la clase media a una velocidad de vértigo y un futuro de miseria. Mientras el declararnos país soberano, nos llevaría a administrar nuestros propios recursos, de la forma que nosotros creamos oportuno y que desde mi modesta opinión ha de ser el autogobierno popular quién tome esa decisión. Está demostrado que gobierne quien gobierne (PP, PSOE, CC, Ciudadanos, etc.) siempre velarán por sus intereses personales o de clase, por ello, se hace necesario el control popular de nuestros propios recursos velando que la riqueza se distribuya de forma correcta. Eso en la política interior, y en las relaciones internacionales, participar en el proyecto de la Nueva ruta de la Seda donde Canarias ocupa por su situación geográfica un punto excelente de intercambio comercial.

 

Fructuoso Rodríguez Morales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×