Salvar Chira-Soria denuncia el proyecto de central hidráulica ante la Unesco

“Se prevé la construcción de 24 kilómetros de nuevas carreteras destinadas a las obras y líneas de alta tensión que afectan notablemente al espacio de a las zonas de amortiguación y transición”

La plataforma que se opone a la construcción de la central hidráulica de bombeo entre las presas de Chira y Soria ha presentado una queja ante el Comité Hombre y Biosfera de la UNESCO, por el impacto que augura que esa obra va a tener sobre la Reserva de la Biosfera de Gran Canaria.

“Se trata de una obra colosal que afecta significativamente a una parte importante de la Reserva de la Biosfera de Gran Canaria, concretamente a cinco espacios de la Red Natura 2000 imbricados en la Reserva de la Biosfera”, sostiene el portavoz del este colectivo, el arqueólogo Julio Cuenca, en un comunicado.

Cuenca señala que las obras y el funcionamiento de la futura central afectarán a espacios de la Reserva de la Biosfera de varias maneras, entre las que cita los vertidos de salmuera procedentes de la depuradora incluida en el sistema de la central, las plataformas en las presas de Chira y Soria y las conducciones.

“Se prevé la construcción de 24 kilómetros de nuevas carreteras destinadas a las obras y líneas de alta tensión que afectan notablemente al espacio de a las zonas de amortiguación y transición”, opina, para añadir el impacto que teme que puede tener el uso de explosivos para abrir túneles y cavernas.

En su blog personal, el presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales (NC), responde a las críticas de esta plataforma que el proyecto de Chira-Soria es “crucial” para el futuro de las energías renovables en la isla y defiende que su gobierno es “el más comprometido con el medioambiente y la sostenibilidad que ha tenido la institución”.

Morales dice que “es absolutamente falso” que se vaya a destrozar el barranco de Arguineguín, subraya que se harán menos voladuras de las que fueron necesarios para construir la autovía del sur y rebate las críticas sobre el impacto de la salmuera, un producto que ya vierten al mar el resto de desaladoras de agua de la isla.

“Sorprende que, tras 15 años de lucha por este proyecto, ahora, cuando se le incorporan las tecnologías más de vanguardia, salen algunos de los que siempre lo defendieron a decir que se ha quedado obsoleto. De traca”, añade el presidente del Cabildo.

Antonio Morales pide “ser consecuentes”, por lo que, si se aspira a que Gran Canaria tenga una “economía diversificada, no dependiente del turismo, basada en energías renovables y respetuosa con el medio ambiente, se necesitan inversiones verdes que vayan en ese sentido”.

“Y Chira-Soria puede y debe ser el pilar de esa nueva economía insular. Oponerse sin razones contundentes para ello, además de una postura reaccionaria es seguir condenando nuestra tierra a la pobreza”, advierte.

EFE




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×