TITSA se apea también de la movilidad eléctrica

Shenzhen, ciudad china de 12 millones de habitantes, ha conseguido su objetivo de que su flota de ¡más de 16.000 guaguas! (TITSA no llega a seiscientas) sea completamente eléctrica y ahora van a por los taxis. Eso dicen las informaciones que andan por ahí que además cuentan que eso lo han hecho con 500 millones de dólares lo cual es un poquito más increíble porque al cambio viene a ser un poco más que lo que nos costó el tranvía y menos de lo que nos terminará costando, al tiempo, el túnel de Erjos.

Pero independientemente de esos números, yo no he ido a verlo y no sé, lo cierto es que la apuesta por la electrificación del transporte público parece imparable, del transporte público esencialmente en guagua porque es lo más flexible que te puedes echar a la cara incluso con tecnología española que triunfa. El guiado tiene su papel, obviamente, y qué sería del mundo sin trenes pero en territorios de población muy dispersa, somos paradigmáticos en eso, la cosa se complica muchísimo y de hecho después de miles de promesas las líneas del tranvía no están ni en Las Teresitas, ni en Los Rodeos, ni en San Andrés, ni por La Salle y ni mucho menos llega a La Gallega, donde los vecinos, comerciantes principalmente, andan levantados en armas desde hace años. Máxime con el modelo que eligió el Cabildo donde el tranvía, por su plataforma de césped natural, no comparte espacio ni con las ambulancias. Nada, todo el espacio para Metropolitano y guaguas y taxis a la cola, cosa insólita en parte del mundo alguna donde el espacio escasea.

¿Pero cómo TITSA se puede estar quedando a la cola en eso cuando fue siempre pionera en el Estado español? Hombre, lo que ha pasado en TITSA que en toda la isla de Tenerife mueve los viajeros que Guaguas Municipales mueve sólo en la capital grancanaria, cuando tenemos casi el doble de turistas y más habitantes que Gran Canaria entera; es muy difícil de entender. Hasta 22 millones de pasajeros al año llegó a perder (El Día vació el contenido de la hemeroteca vaya usted a saber por qué pero ese es el dato), el tranvía le había quitado 13 o 14 pero de la diferencia tampoco se supo nunca nada. La peor inversión en movilidad del mundo, si nos fiamos del balance en número de usuarios, de la historia del transporte colectivo a nivel mundial sin la más mínima duda.

Hubo un momento en el que la movilización de los trabajadores, sobre todo por medio de Intersindical Canaria, parecía podía invertir la situación (allá por 2009-2010) dado que pusieron sobre la mesa reivindicaciones clave como carriles de guagua, libre acceso por cualquier puerta como el tranvía en las líneas de mayor ocupación, mejoras en frecuencias, accesibilidad… pero todo eso se diluyó como un azucarillo probablemente por las amenazas de los ERES ¡el Cabildo mandó a todos los trabajadores al paro durante un mes varios años seguidos! mientras el deterioro de la compañía iba a más y todo se basaba en propaganda del tranvía que al fin y al cabo venía a resolver la movilidad de una parte muy pequeña de la población de Tenerife, lo que requirió una inversión nunca antes vista en Canarias. Una línea que funciona, después de cargarse las tres más rentables de TITSA (013, 014 y 015) y la de Tíncer que es la línea de tranvía con menor índice de ocupación probablemente del mundo por plazas ofertadas. Un dispendio inimaginable para cualquier gestor del tres al cuarto.

En la precampaña electoral de 2011 compraron una guagua híbrida que entró en el servicio urbano de La Laguna, por ahí anduvo unos años, pero está desaparecida en combate. En la precampaña electoral de 2019 se aparecieron con otra igual, pero esta vez ¡alquilada por un mes!, que llevaron para que se hicieran las fotos los políticos en sus feudos de La Orotava y demás pero visto y no visto. También anunciaron la compra de otras tres pero de eso, yo al menos, no sé nada. Aunque no es menos cierto que el asunto ese de lo híbrido, en los tiempos que corren, pierde un poco de sentido frente a las potencialidades del 100% eléctrico que es la apuesta, sin ir más lejos, de Las Palmas.

Ahí está el futuro, frente a nosotros, y nosotros sin dar un paso en ese sentido, amarrados como estamos a la catenaria que sólo se justifica si le ponemos todas las zancadillas posibles a la guagua que podría hacer Santa Cruz – Laguna en un cuarto de hora o veinte minutos frente a un tranvía que tarda el doble o más. ¿Dónde buscamos al maestro armero que nos saque de este embrollo en el que nos hemos metido y que nos ha hecho perder millones de usuarios en el cómputo total de viajeros?

El nuevo equipo del Cabildo (y del Gobierno de Canarias) de lo que habla es de más carreteras que lo que significa son más coches, SIEMPRE, y asunto de carriles guagua parece que también han venido convenientemente vacunados cuando es lo único que a corto y medio plazo puede sacarnos de esta locura donde tenemos más coches por habitante que en Estados Unidos donde regalan, o regalaban hasta hace poco, literalmente la gasolina. Setecientos setenta y dos (772) por cada mil habitantes frente a los 767 de los americanos, primeros en el mundo detrás de San Marino, según la Wikipedia que también dice que Israel ¡fíjense si está atrasada esa gente! tiene menos de la mitad que nosotros con un coche por cada cuatro habitantes (322 por mil).

Así que ya les digo, ánimo, sigamos con más carreteras, más coches, más circuitos de carreras, más endeudamiento familiar simplemente para poderte mover a tu puesto de trabajo (con lo que no te dan las cabras pa’ el daño tal y como van los salarios y los alquileres que precisamente te obligan a vivir lejos de donde está el curro) que ya a San Marino lo tenemos a tiro de piedra. Sólo que ellos no tienen coches por necesidad sino porque es un lujazo que se pueden permitir como centro financiero y paraíso fiscal que, como Mónaco, se permiten sus competiciones de Fórmula I, sus casinos o de lo que sea.

Nosotros, sin embargo, mayoritariamente tenemos el cochito para poder ir a buscar mil euritos en el trabajo (con suerte ya) porque nadie nos da otra alternativa de movilidad que no sea la de ofrecernos más piche. Ni los de antes con sus locuras de la levitación magnética, ni los de ahora con más piche, ni los que venían a cambiarlo todo que a los pocos meses pedían más piche también. ¡Porca miseria!

Fuente: https://noincineraciontenerife.wordpress.com




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×