Turismo en Canarias: ni comen ni dejan comer

Ahora toca ser el chiringuito, durante un par de semanas, de esas personas que huirán de confinamientos y toques de queda. No incluirán a Canarias en las inminentes restricciones y en consecuencia se producirá una osmosis social en la que Canarias será receptora de toda esa presión de individuos con ansia de libertinaje y aquí se encargarán de garantizarlo hasta que volvamos a tener la amenaza del colapso sanitario a nuestras puertas

Entonces, con media Europa planteando toques de queda y medidas más restrictivas, en Canarias aplauden que Reino Unido y Alemania retiran las restricciones de viaje para nuestro territorio. ¿No se dieron cuenta que se cargaron el sector turístico precisamente por no ser más conservadores? ¿No se han dado cuenta que quieren llenar 4 hoteles de todo incluido para que los de siempre cubran sus costes y eso provocará que al final las Islas vuelvan a ser confinadas?

Cuando dicen que la quiebra del sector turístico se llevará por delante todo el empleo tienen razón, porque es culpa de ellos que el resto va a tener que cerrar sus tiendas, sus cafeterías, sus oficinas, etc. ¿No era más fácil ser conservadores y tener aquí una vida sin COVID y vivir sin ningún tipo de restricciones? Se hubiese podido ir a bares, discotecas, trabajar, visitar a tu familia, hacer tu vida normal, pero resulta que te han privado de ello porque importaba preservar el oligopolio del turismo, y para colmo, nos convencieron de que la culpa era nuestra y que perderás tu empleo porque no supiste proteger al turismo, cuando será el turismo lo que acabará con todo.

Ahora toca ser el chiringuito, durante un par de semanas, de esas personas que huirán de confinamientos y toques de queda. No incluirán a Canarias en las inminentes restricciones y en consecuencia se producirá una osmosis social en la que Canarias será receptora de toda esa presión de individuos con ansia de libertinaje y aquí se encargarán de garantizarlo hasta que volvamos a tener la amenaza del colapso sanitario a nuestras puertas.

Insisto, ¿qué es mejor? ¿Aislarnos y tener absoluto control sobre lo que entra y sale por motivos de trabajo y otras justificaciones serias mientras nuestra sociedad puede hacer vida normal y mantener la economía sin apenas fricción ya que todo el mundo puede abrir su negocio, consumir, lo que le de la gana salvo los hoteles que viven del turismo de masas y cuyos empleados están en el ERTE? O la otra opción, ¿abrirnos sin control unas semanas, alcanzar niveles de contagio preocupantes que hay que volver a controlar y por tanto cerrarlo todo por culpa de querer alimentar al oligopolio del turismo?

Creo que el coste de oportunidad (a lo que renunciamos por tomar una u otra decisión) está clarísimo en cada caso y en la primera opción solo pierden los grandes empresarios (sus empleados y los de aquellas empresas afectadas estarán en ERTE) mientras que en la segunda pierden todos y sólo se mantendrán a flote los grandes capitales.

 

J. Pablo Monzón




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×