Veneguera, propiedad de LOPESAN

Recuerdo que salió en un titular de un periódico colonial, una perorata donde Antonio Morales, presidente del cabildo de GC, defendía que en los terrenos rústicos de Tabaibales la constructora LOPESAN estaba plantando gran cantidad de productos agrícolas para surtir a los supermercados y por el autoconsumo de nuestra Isla. Podemos ver a diario las mentiras de todos estos politicastros que tú elijes para que ellos se enriquezcan, empobrezcan más al pueblo canario y que perdamos nuestras raíces. Una gran lucha que duró décadas y que llevaba como eslogan “Salvar Veneguera”, abanderada especialmente por el grupo ecolojeta Ben Magec, quienes, hoy también mamando de la poltrona y el enchufismo, han silenciado todo este desastre que antes combatían y que ya está en marcha.

A Veneguera se podía acceder por el camino agrícola que empezaba en Lomo Quiebre (Mogán), donde había una valla, pero que nunca impidió el paso a los caminantes y terminaba en la playa de Veneguera, con una cadena que se podía bordear sin problemas, camino éste que atravesaba Tabaibales (una zona agrícola de gran producción y variedad). Hoy ya no hay valla ni cadena, sino que te encuentras con puertas que impiden el paso a los caminantes.

La primera ilegalidad consiste en que si es un camino agrícola, aunque sea privado, no se puede impedir el paso a pie, ya que en el transcurso de la carretera (ahora preparada, asfaltada y con especies foráneas mantenidas con riego por goteo, plantadas por todo el curso donde supuestamente van aceras con parterres, inicios de una gran urbanización turística) existen barrancos que son de dominio público, con acceso por la falda de uno de ellos que va a tener a la cala de El Perchel (rada marina que también ampliarán y la harán privada, pues ya hay algunos muros de contención en partes de la bajada al barranco).

Otra ilegalidad, es cómo se puede recalificar una zona que ha sido siempre agrícola.

Más ilegalidad, es que la zona está llena de vestigios arqueológicos y etnográficos (El Castillete –punto de vigilancia de los indígenas canarios–, un tagoror totalmente descompuesto, grabados, restos de obsidiana, cerámica y poblados indígenas) que El Cabildo (Patrimonio) los ha desprotegido para favorecer a un cercano, pues, aún estando en la carta arqueológica, es con lo que nos encontramos.

Lo que decían en prensa sobre la gran zona agrícola de LOPESAN, es un autentico erial donde se contemplan extracciones de áridos y donde atisbamos una pequeña finca de plataneras que no tiene ni una fanegada de superficie.

En parte del Barranco de Veneguera, otra zona que fue de mucha agricultura, flora endémica, fauna etc., no queda sino un residuo de plataneras cerca del pueblo y ni un mirlo que por allí cotorree. Creo que el peligro de Canarias no es que Marruecos perfore en el mar: es que los políticos nos destruyen dentro.

El partido del Cabildo de Gran Canaria, Nueva Canarias, sin oposición, que votó en contra de la Ley del suelo del Gobierno de Canarias, es artista en el mentidero y el toco mocho, poniendo carita de bondadoso delante, pero apuñalando a nuestro pueblo por detrás: votas en contra de la Ley del suelo, para quedar bien ante la parroquia, pero la llevas a rajatabla por detrás. ¡Qué te estará dando LOPESAN, Antonio Morales y Román Rodríguez! Denunciar también que en Tenerife y resto de las Islas, se hace la misma política o parecida. En manos del pueblo canario esta la solución del problema actual y de las futuras generaciones. Si hiciéramos una proporción de la riqueza que se genera en Canarias y lo que se va fuera, cada canario cuesta menos de 50 euros: mas bato que una cortina de los chinos.

 

 Isidro Santana León

4 comentarios sobre “Veneguera, propiedad de LOPESAN

  • el 16 enero, 2018 a las 6:23 pm
    Permalink

    Toda la razón Sr. Santana. Y se olvida usted de quienes abonaron estos terrenos para plantar cemento en sus días; amigos como J.C. Mauricio & viejos colegas de la trama y nuestros vergonzosos anteriores presidentes de Cabildos y de la Comunidad Autómata. Ya son muchos años de gobiernos coloniales y derechosos y éste es el resultado: un pueblo castrado y sin libertad en su propia tierra. Supongo que el día que se sensibilicen de todo esto nos harán un pequeño reducto tipo parque temático a los canarios que queden…
    Desde la diáspora se llora -literalmente- por la pena y por saber que la culpa es nuestra. Ya está bien no?
    Un saludo al elpaíscanario

    Respuesta
  • el 17 enero, 2018 a las 11:50 am
    Permalink

    Si señor, fueron Jose Carlos Mauricio y Olarte Cullen los que vendieron Veneguera a Banesto cuando estaba en manos públicas. Lo trágico es que los ecologistas de Ben Magec, que abanderaron la lucha “Salvar Veneguera” han silenciado ahora el destrozo porque muchos de ellos están de técnicos en el cabildo de GC y enchufados en el Ayuntamiento de Las Palmas.

    Respuesta
    • el 17 enero, 2018 a las 11:11 pm
      Permalink

      Comentar que la carretera de Veneguera a la playa la van a pasar al barranco

      Respuesta
  • el 17 enero, 2018 a las 9:46 pm
    Permalink

    La cuestión de este problema es aplicable a todo el país; los casos gritantes de Tindaya, Guímar, Veneguera y cuántos lugares más. Todo es “legal” pero dentro de una anormalidad, sinsentido y no transparencia que son siempre un insulto más al pueblo canario. La postura del Cabildo es pura cosmética en este caso, por no llamarlo teatro o colaboracionismo descarado. Lo que tenemos detrás son los intereses de siempre sobre nuestros recursos y territorio y como ve -Marcos Hernandez- hasta con los activistas históricos y los jóvenes. Esta máquina devoradora no descansa y basta bajar la guardia que la retoman diez añitos después; ésto y Tindaya (entre otros casos muy abundantes) en ciertas líneas tienen sus similitudes, y hasta que no se vayan estos culichiches no va a parar y como vemos siempre lo logran.
    A veces me pregunto si estos que se llaman representantes de Canarias se preguntaron hasta dónde quieren llegar…
    Un país tan pequeñito y tan frágil! Tan limitado que ni mar tenemos!!
    Yo a veces creo que lo que quieren es llenarnos de cemento hasta que estemos unidos a europa por carretera. Para que vengan más claro.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×