Venezuela. Memoria colectiva en peligro

Creo que hoy los cañones mediáticos están apuntando más a la memoria del pueblo que a la esperanza, porque borrando la memoria nos destruyen la esperanza. Una expresión común en muchos compatriotas es que “la Revolución lo que ha traído es hambre y dolor al pueblo”.

Eso lo siento inclusive de compañeras y compañeros que se confiesan chavistas.

¿Qué ha pasado allí?  Nos han borrado la memoria de veinte años.

Olvidamos en el estado paupérrimo que se encontraba Venezuela hasta 1998. Recuerdo que lo primero que llegó como viento fresco a las comunidades más deprimidas fue el Plan “BOLÍVAR 2000”. Ejército atendiendo al pueblo, pintando escuelas, recuperando canchas deportivas, etc.

Olvidamos que se comenzó a valorar lo nuestro. Había llegado a Miraflores un Presidente hijo del pueblo que sabía de sufrimientos. Cuánta lucha junta, después y cuántas agresión a la Revolución Bolivariana.

Ley de tierras y de pesca fueron el detonante que tocó de modo directo los intereses de grandes grupos económicos que se habían enriquecido a costa de la renta petrolera.

Nos borraron la imagen de los de la tercera edad atropellados por los cuerpos de seguridad con agua a alta presión. Los bachilleres sin cupo haciendo huelga de hambre a las puertas de las universidades sin que nadie los escuchara.

Recuerdo la famosa PINA o prueba interna que aplicaba la UCV entre otras. Concursaban cinco mil bachilleres pagando onerosas sumad y admitían 300. De el dinero recaudado nadie rendía cuentas.

Cada vez que llegaban las lluvias los pobres eran noticia de sucesos y se publicaba el número de ranchos que se venían abajo y los damnificados iban a otra parte de la periferia a seguir engrosando la miseria de las grandes ciudades.

¿Médico en el barrio? Imposible, nuestros médicos eran formados en las escuelas de medicina para hacer dinero.

Cada año los paros en educación básica y media estaban a la orden del día y los estudiantes terminaban el año escolar a medias.

Amigo lector el resto lo dejo a ti, escribe todo lo que en esa época era considerado casi normal en medio de la miseria. Piensa por un instante todo lo que hemos logrado en estos 20 años a pesar de tanta guerra del imperialismo junto a sus cómplices internos. Dónde fuéramos en crecimiento humano si no fuera por la intromisión descarada del imperio y la connivencia de una oposición tan miserable que nos ha llevado directo a este caos.

Es la oposición la culpable de toda la crisis, pero de modo primario nos han puesto el tango y lo hemos bailado. Y de modo estúpido seguimos repitiendo sin inteligencia lo que los enemigos nos piden repetir hasta creer que es verdad. Muy atentos, nuestra memoria como pueblo acompañada de bloqueo y sanciones, está siendo víctima de una campaña de borrado.

Nos han robado la memoria o nos la quieren robar. Un pueblo que olvida su historia está condenado a repetir los errores que lo oprimieron en otro tiempo. Me niego a hacer el papel de tonto útil repitiendo como loro que los Veinte años de Revolución no han servido para nada. Eso es lo que los enemigos de la Patria nos quieren vender. Una vez que nos hayan robado la memoria ya estamos amaestrados para agredir la Patria, robar a nuestros propios hermanos, extraer los productos y así, prostituidos terminamos echando el morral al hombro para irnos a buscar futuro a países tradicionalmente de inmigración creyendo encontrar allí el sueño americano.

Numa Molina SJ

Fuente: http://www.farodiroma.it




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×