¿1º de Mayo? Primero hablemos de los principios

Ha llovido mucho desde que los conocidos ‘Mártires de Chicago’, hace 230 años, fueran asesinados en la horca y otros encarcelados, en unas jornadas de lucha por la consecución de la jornada laboral de ocho horas, que hoy muchos disfrutan sin conocer el origen de la misma o simplemente ignorando las motivaciones de los hechos acontecidos.

Los sucesos de Chicago además costaron la vida a un policía, muchos trabajadores y dirigentes sindicales; y miles fueron  despedidos, detenidos, procesados, heridos de bala o torturados.

Curiosamente en U.S.A no se conmemora de modo oficial esta efeméride.

Por tanto se debe poner en valor la acción sindical, y a los sindicatos como herramienta imprescindible en una sociedad en la que las injusticias laborales se siguen produciendo a diario.

Otra cosa bien distinta, tal y cómo están estructurados actualmente, y dada la trayectoria histórica hacia a la que han derivado  y me refiero sobre todo a los mayoritarios, que a nivel del Estado español son, por número de afiliados y estructura, Comisiones Obreras y la Unión General de Trabajadores, es la  utilidad de estos sindicatos.

Desde que se terminara la dictadura franquista, y se realizarán las devoluciones de patrimonio, se aumentó artificialmente la brecha entre el llamado hasta entonces ‘movimiento obrero’, mediante el agravio por parte del Estado español a la Confederación Nacional del Trabajo, a la que solamente se le repusieron 87 inmuebles,  frente a los 692 de la U.G.T, pese haber tenido el sindicato anarquista, durante la Segunda República, más de un millón y medio de afiliados, 130.000 más, que el sindicato fundado por el histórico líder don Pablo Iglesias “El viejo”, y que junto a la represión y  persecución  policial a gran parte de la militancia anarcosindicalista (El Caso Scala fue el mayor exponente de ello) y una escisión ideológica interna que provocaría la creación de la CGT (Confederación General del Trabajo), han declinado hasta hoy, que el anarcosindicalismo sea minoritario (la CNT cuenta con unos 40.000 afiliados y la CGT tiene el doble) frente a otros modelos organizativos.

Los sindicatos, pues, tienen un marcado origen común con los partidos políticos, y una estrecha relación a lo largo de la historia, y por tanto,  al igual que estos, deben reflexionar sobre su propia existencia, que debe serla de una herramienta útil de mejora de la sociedad.

Sin entrar en profundidad en las decenas de formaciones sindicales que hay en el Estado Español, quiero citar algunas para reflejar el enorme elenco que pone de manifiesto la idiosincrasia de las realidades nacionales que conforman el mismo, como pueden ser la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, la Unión Sindical Obrera (USO), sindicato de representación a nivel estatal, que cuenta más de 400 sedes, entre ellas, tres en Canarias (dos en Tenerife y una en Gran Canaria), la Confederación Intersindical Galega, con 80.000 afiliados, Eusko Langileen Alkartasuna-Solidaridad de los TrabajadoresVascos (ELA-STV), con 100.000 afiliados, y Langile Abertzaleen Batzordeak, primer sindicato de servicios públicos en Euskadi, incluida la parte francesa y Navarra, con 45.000 afiliados, ‘SOMOS SINDICALISTAS’, nacido hace un par de años de la fuerza  política PODEMOS, Intersindical Canaria, con una fuerte implantación en todas las Islas Canarias, sobre todo en el ámbito de la Educación y otros servicios públicos, Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), con 30.000 afiliados,… y así hasta sumar 27.000 comités  de empresa, y 80.000 órganos de representación en 107.000 centros de trabajo.

A nivel internacional la mayoría de sindicatos se engloban en tres organizaciones: Federación Sindical Mundial, Asociación Internacional de Trabajadores, y la Confederación Sindical Internacional, esta última, a la que pertenecen C.C.O.O. y  U.G.T, organizaciones sobre las que quiero entrar en detalles, pues cada una tienen más de un millón de afiliados, y un paralelismo en su organización y acción.

Ambas organizaciones han sido partícipes junto a la llamada ‘patronal’ y los diferentes gobiernos de las negociaciones y firma de las reformas laborales, también han estado en diferentes consejos asesores de cajas y otras entidades, por ejemplo el actual líder de U.G.T. Josep María Álvarez, ha sido miembro del Consejo Asesor de Endesa en Cataluña, al igual que lo es el Secretario General de C.C.O.O. en Cataluña, Joan Carles Gallego.

También han afectado a ambos sindicatos diferentes tramas de corrupción, lo más conocidos aún siguen pendientes de resolución judicial, los falsos EREs en Andalucía, las tarjetas ‘Black’ o el fraude de los cursos de formación, donde  exsindicalistas, cómo Juan Lanzas (de UGT de Jaén), llamado “El conseguidor” que era la persona que negociaba con empresarios, han sido ‘elementos claves’ que han acabado en prisión.

Otro caso escandaloso fue el de José Ángel Fernández Villa, quien fuera  secretario general del Sindicato de los Obreros Mineros de Asturias-UGT, durante 34 años y alto cargo del PSOE en Asturias, expulsado del partido por tener una cuenta en Suiza con más de un millón de euros de dinero ‘opaco’.

También se deben citar los retiros solamente comparables a altos funcionarios y políticos, no en vano, la línea de privilegios del sindicalismo y la política de partidos se desdibuja muchas veces, el mayor ejemplo de ello es Cándido Méndez Rodríguez, que se perpetuó 22 años al frente de U.G.T.

También Ignacio Fernández Toxo, desde 2008, Secretario General de Comisiones Obreras,ha tenido su trayectoria en la política de partidos.

A los retiros dorados, se suman, como digo, privilegios, por ejemplo los disfrutados por dos altos cargos de UGT,miembros de la anterior ejecutiva federal, Antonio Retamino y Manuel Bonmati, que llevan 20 años viviendo en sendos pisos, que el sindicato ha puesto a su disposición gratuitamente en Madrid.

Sobra decir que no todas las personas que ejercen la acción sindical, al igual que otras actividades de la vida, incluida la política de partidos, han actuado o actúan de esta forma tan reprochable y repugnante, por ejemplo es de sobra conocido el caso ejemplar de don Gerardo Iglesias Argüelles.

También hay que señalar, que una parte importante del funcionamiento de los sindicatos se financia con dinero público, en algunos casos hasta la mitad de los mismos, y la mayoría, bien directamente, o a través de organismos creados a tal efecto, ejercen una labor formativa, muchas veces ineficaz, ya que otras organizaciones y entidades se dedican a esta función, produciéndose una duplicidad de funciones y despilfarro del dinero público.

Las estructuras creadas son de tal envergadura, y tan dependientes de los fondos públicos, que son insostenibles, y los expedientes de regulación de empleo amenazan a sus trabajadores, un caso que está aplazado temporalmente, es el de la Fundación Formación y Empleo (Forem), dependiente de Comisiones Obreras.

El ERE, paralizado a la espera de ver si entra un Gobierno más favorable a los intereses de la entidad, afectaría al 84% de la plantilla, unas 58 personas. Los despidos se repartirían entre los cuatro centros que gestiona Forem, uno confederal, otro adscrito a Madrid y otros dos en Ceuta y Melilla, respectivamente.

Por tanto no se entiende cómo hoy no se ha producido ya la fusión de los dos sindicatos mayoritarios de España, CCOO y UGT, ya que supuestamente defienden lo mismo.

Este planteamiento también tiene sus corrientes de apoyo dentro de los sindicatos, por ejemplo,”Ganemos CCOO”, colectivo crítico con la dirección actual surgido en 2015.

Es muy probable por tanto, que si no se atiende a esta demanda, se produzcan nuevas escinciones, hay que recordar el caso del sindicato Comisiones de Base (co.bas)

No puedo terminar este artículo, sin recordar el incumplimiento sistemático del artículo 35 de la Constitución española de 1978, ya que millones de personas han visto vulnerado este derecho humano durante años de silencio, por tanto, el 1 de Mayo, creo que los sindicatos lejos de lanzar sus proclamas contra gobierno alguno, deberían de lanzar una necesaria autocrítica y reflexión interna, y poner la atención en lo que está sucediendo en Francia en estos días.

Yo, por lo pronto, apoyaré la concentración simbólica de la Plataforma de Personas Desempleadas de La Palma, el lunes 2 de mayo, a las 11 horas, a las puertas del Cabildo Insular de La Palma y la Oficina Insular de la Delegación del Gobierno, porque todos los días deberían ser 1ºde Mayo para todas las personas.

 

 

 

 

Alejandro Hernández

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×