AHORA CANARIAS rechaza la utilización de Canarias con fines militares

Desde el pasado domingo, en el campo de tiro de Pájara (Fuerteventura), un contingente de militares del Cuerpo de Marines de los Estados Unidos, junto con soldados de la Brigada Canarias, han estado realizando ejercicios militares

Ahora Canarias es prácticamente la única organización canaria que ha denunciado la realización de estas maniobras

La izquierda parlamentaria canaria permanece silenciosa y no condena la presencia militar norteamericana  

Desde AHORA CANARIAS denuncian que el Gobierno de España y su Ministerio de Defensa “siguen en su provocadora actitud, a pesar del rechazo que suscita en la población, de utilizar las Islas como base permanente de maniobras militares”. Las maniobras que realizan estos días las fuerzas norteamericanas en Fuerteventura “estarían bajo las órdenes directas del denominado AFRICOM (Mando de las fuerzas militares de Estados Unidos en África)”, que, según apuntan los soberanistas canarios, “cuenta con la colaboración de Francia y España, y es el responsable de las operaciones militares en la región del Sahel, donde las multinacionales norteamericanas y francesas gozan de acceso privilegiado para expoliar las materias primas africanas”. 

AHORA CANARIAS rechaza que las Islas “permanezcan sometidas, directa e indirectamente, a todo tipo de maniobras de la OTAN/AFRICOM, que convierten al Archipiélago en la punta de lanza del expolio y el saqueo de las riquezas naturales el continente”. De esta forma, AHORA CANARIAS no duda en exigir que se deje de utilizar el espacio terrestre, marítimo y aéreo de las Islas para este tipo de maniobras, y “que se respete la voluntad expresada por el pueblo canario en el Referéndum sobre la OTAN del 12 de marzo de 1986, cuando mayoritariamente se votó NO a la OTAN”. Los soberanistas insisten en exigir un “Estatuto Internacional de Neutralidad” que defina a Canarias  como “zona de exclusión militar y fuera del brazo armado de la OTAN/AFRICOM”.

La solicitud de AHORA CANARIAS se concreta en un Estatuto, con reconocimiento internacional, que convierta al Archipiélago Canario en territorio neutral -según los términos del derecho internacional público-, “una plataforma de paz y no de logística de los señores de la guerra, un espacio de encuentro entre los pueblos, donde se apoye la solidaridad y la resolución no violenta de los conflictos internacionales.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×