Canarias y la Commonwealth

Parece que ha levantado muchas ampollas o herido sensibilidades. Me refiero al precedente artículo con la idea del Estado canario asociado al Reino Unido.

Esa asociación la Commonwealth -cuyos miembros mantienen lazos de historia, idioma y cultura-, está formada por 53 Estados independientes, de los que 32 son repúblicas, 16 monarquías dependientes de la Reina de Inglaterra y el resto monarquías nacionales. Agrupa a unos 2.200 millones de personas, lo que supone un 30 % de la población mundial. El Reino Unido, después del Brexit, ya busca relaciones comerciales con el mercado asiático, visto que la Europa capitalista ahoga a los Estados y no le da respuesta a sus intereses, mas, en el caso de Canarias, que generamos ingentes riquezas que no revierten en nuestro pueblo, el paro, la marginalidad y la desintegración social es galopante.

Esta asociación, la Commonwealth,  garantiza los procesos electorales de los países miembros, les asesora en caso de conflictos internos y proporciona atención especial a los Estados pequeños.

Los países que la componen reconocen a Isabel II como símbolo de la libre asociación de los Estados miembros y, a pesar de ser considerada jefe de la Commonwealth, no desempeña ningún papel ejecutivo. Las únicas decisiones formales entre los Estados miembros proceden de los encuentros periódicos de los jefes de Estado. Desde mediados del siglo XIX, el Reino Unido liberalizó las relaciones con sus colonias y hacia principios del siglo XX Canadá, Australia y Nueva Zelanda adquirieron el estatuto de dominio, categoría que les concedía una amplia autonomía. (Hoy Estados soberanos unidos al Reino Unido).

Los países de la Commonwealth no tienen compromisos legales, de forma que pueden retirarse en virtud de una declaración unilateral. En este sentido, Birmania y la República de Eire (actual Irlanda) la abandonaron en 1948 haciendo uso del derecho de secesión que reconocía el Estatuto de Westminster. La República Sudafricana se retiró en 1961 e ingresó de nuevo en 1994, mientras que Pakistán lo hizo en 1972, pero volvió 1989, y en 1999 fue suspendido después del golpe de estado del general Pavel Musharraf y vuelto a readmitir en 2004.

Fiji se desvinculó en 1987 y fue readmitido en 1997, en tanto que en 1995 Mozambique fue admitido como miembro con carácter excepcional, ya que era una colonia portuguesa. (Dato importante).

Nigeria fue suspendida en 1995 después de la ejecución de nueve militantes defensores de los derechos humanos por el gobierno militar pero fue readmitida en 1999. Cada uno de los países miembros designa un alto comisionado, cuya categoría equivale a la de los embajadores.

Cuando la India se convirtió en una república independiente en 1949 y continuó en el seno de la Commonwealth, se estableció un precedente que ha sido seguido por muchas antiguas colonias británicas una vez que alcanzaron la independencia.

La Commonwealth no tiene un órgano político ejecutivo y las únicas consultas políticas formales entre los estados miembros son los encuentros periódicos de los primeros ministros para tratar problemas comunes.

Aunque no guste, somos conscientes de que Canarias no cuenta con una estructura orgánica y funcional para lograr la independencia, motivo por el que considero que, como paso urgente a la soberanía y bienestar del pueblo canario, es imperioso buscar vías de negociación con el Reino Unido, también por sus lazos históricos y comerciales con Canarias. Comprendo que esto no pueda gustar a una minoría que vive bien con el colonialismo español ni a otros que creen que pueden conseguir la independencia per se, mas, por el contrario, en todos estos años Canarias ha sufrido un retroceso descomunal en lo que a consciencia de nuestro pueblo, organización social, política y perdida de libertades se refiere, temas garantizados por el Reino Unido ya que se trata de un país realmente democrático a pesar de su antigua historia de coloniaje… ¿Qué país Europeo y potros del mundo no practicaron y practican el colonialismo más deplorable como es España…? Para poner sobre el tapete una vieja reivindicación independentista, decir que las Islas del Canal gozan de una ley del control de la residencia por la fragilidad de su territorio, aspecto que lo ven como racista en Canarias pero normal en Alemania y otros. No sólo hay que preguntarles a los yanitos (habitantes del Peñón) que si quieren estar con el Reino Unido o con España, sino que los mismos andaluces que trabajan en Gibraltar están en contra de que éste peñasco pertenezca a España… ¡por algo será!

El reino Unido es una de las cinco potencias con derecho a veto en el Consejo de Seguridad de la ONU y, por tanto, quien puede poner en marcha nuestro proceso de descolonización. Sé que no han faltado ironías y ninguneo hacia mi persona por tocar este tema, pero reconozco que, unas veces por miedo, otras por incapacidad y otras por intereses, están los que echan humo sobre el asunto para desorientar a los lectores, todo sin aportar argumentos; esto me hace pensar que si lo que escribo no tuviera importancia, no sé por qué suscita tanto interés e intento de descrédito, no sólo a lo que vierto sino a mi persona. Yo escribo a cara descubierta con nombre y apellidos, otros desprecian e ironizan tras un pseudónimo y a cara tapada. Da Igual, creo que merece la pena tocar este tema, no por los detractores sino por el interés que tiene para el pueblo canario que es lo verdaderamente trascendental.

Isidro Santana León

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×