¿Dependencia o independencia?

Desde que nacemos se nos empieza a preparar para ser capaces de llevar a cabo una vida propia, una forma de pensar propia, se nos empieza a educar de tal manera que un día, de repente abramos nuestras alas y comencemos la aventura de ser independientes, a no depender de nadie para vivir nuestro sueño, eso que tanto hemos deseado hacer.

Esto es solo una metáfora de lo que sucede con nosotros los canarios, pero totalmente al contrario. A nosotros nos han enseñado a creer que ser independientes es una auténtica locura, “¿de qué vamos a vivir?”, “nos conquistan los árabes”, “es que vivimos del turismo”, y podría exponer una larga lista más de excusas que solo decimos por mera inercia pero que en realidad no las analizamos por nosotros mismos. Estamos errando en algo y siendo hipócritas en ese mensaje, solo hay que pensar una cosa muy simple: somos islas y estamos a 2000 km de tierra española, y lo explico: ahora mismo vivimos bien (digo bien porque si estás leyendo esto es porque doy por hecho de que tienes cuenta de Facebook, dispositivo electrónico e internet, la realidad es que estamos mal con altas tasas de paro y una gran mayoría que le cuesta llegar a fin de mes), vamos a decir que estamos bien, tenemos para comer, para conectarnos con otras personas, gasolina para nuestros vehículos, energía eléctrica que nos abastece Unelco, etc., (todo esto nos viene de fuera ya sea por mar o aire).

Pongámonos en la situación de que España entra en conflicto con otro país, entra en una crisis, epidemias o cualquier posible situación en la que no pueda seguir abasteciéndonos (dependencia de España), ¿qué hacemos? ¿Para qué tantos años defendiendo un país que nos ha enseñado a ser dependientes?, la realidad es que aunque sigamos perteneciendo a España, TODOS los que vivimos en Canarias moriríamos de hambre en no mucho tiempo. Los partidos políticos actuales no se han preocupado de que Canarias sea autosuficiente alimentariamente (sector primario, que da trabajo y nos enriquece), no se han preocupado por la autosuficiencia energética (energías renovables), no se han preocupado por el sector industrial para distribuir nuestros propios alimentos cosechados aquí, no se han preocupado ni por el sector turismo (los hoteles y negocios tributan en Madrid, casi todos son empresas de fuera y para colmo la mayoría de turistas que vienen a las islas lo hacen desde un turoperador que pagan en su lugar de origen con todo incluido). Después de analizar todo esto muy por encima les hacemos una pregunta: ¿Qué es más peligroso, la dependencia o la independencia?

 
 
 

Adexe Carrasco 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×