El Cabildo y la Guardia Civil vuelven a meter a la guagua verde y al taxi en el atasco del control de alcoholemia en la TF-5

Eficacia de esos controles cero, no sólo porque todo el mundo se los sabe (básicamente pillan a cuatro que por su inocencia no tienen más peligro que el de su inconsciencia) y el verdaderamente temerario ya tiene sus alternativas, sino porque el hecho de utilizar todos esos impresionantes medios -que el resto del año no se ven por ninguna parte- concentrados en un punto concreto hace que el resto de la Isla quede expedita para cualquier tipo de barbaridad porque todos los hombres y mujeres de verde están en la entrada de la Vía de Ronda, en el caso de esta madrugada del lunes al martes de Carnaval.

Pero lo verdaderamente patético, para una isla que tiene el nivel de utilización del transporte público que tiene, es que con la ayuda de los servicios de mantenimiento de carreteras del Cabildo (propietario de TITSA), la Guardia Civil provoque un atasco en el que se ven involucrados tanto la guagua como el taxi que verdaderamente son la alternativa más sensata de movilidad. Eso claro si no les pusieran todas las zancadillas habidas y por haber porque, en verdad, una cosa es que no pongan carriles de guagua y de taxi, o que planten césped sobre la plataforma del tranvía mientras guaguas, taxis y servicios de emergencia se encuentran en el atasco con los coches (surrealismo puro); pero otra muy distinta es obligarles a meterse en la misma cola que los coches cuando alguien, por montar el numerito simplemente cuando esta Isla está desprotegida la más grande en cuestiones de tráfico, decide cortar una autopista sin más.

Mucho más eficaz, todo el mundo lo sabe, son los controles inteligentes en los sitios adecuados y por sorpresa. Pero más sensato que todo eso aún es facilitarle las cosas a las guaguas y a los taxis para que la gente no se piense eso de coger su coche particular a fin de irse de fiesta en Carnaval, justo lo contrario de lo que practican estos personajes en contra del interés general que no es otro que la guagua y el taxi. Al tranvía lo dejamos a un lado porque a ese sí que le dan la preferencia en todo aunque técnicamente se dedica a lo mismo. Pero ese trato ventajoso y diferenciado sólo para el tranvía es un misterio más propio de ‘Cuarto Milenio’ que de simples mentes mortales como las nuestras.

Fuente: https://noincineraciontenerife.wordpress.com/




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×