El STEC-IC demanda potenciar los ecocomedores de Canarias

 

El STEC-IC aboga por fomentar y potenciar los comedores escolares de gestión directa y ampliar así la red de centros que trabaja esta modalidad, frente a los centros que ofrecen una línea de alimentación a través de catering, de menor calidad y peores condiciones. La gestión directa conlleva, a su vez, que los centros puedan acogerse al programa de Ecocomedores de Canarias, un proyecto en el que se encuentran 52 centros de los 149 de gestión directa existente con cerca de 11000 comensales.

Las dos vertientes en las que se desarrolla el proyecto de los ecocomedores deben potenciarse:

– La vertiente educativa, con una mayor predisposición de los centros para integrarse en esta línea y trabajar también curricularmente la educación para mejorar la alimentación, dentro de la educación para la sostenibilidad. En esta línea de trabajo deberían también integrarse las cafeterías escolares de los centros públicos. No hay que olvidar un grave problema, el índice de prevalencia de la obesidad infantil en Canarias es muy elevado, alrededor del 20%, si le añadimos el índice de sobrepeso llegamos aproximadamente al 45 %, con las consabidas consecuencias para la salud de las que nos alertan médicos y nutricionistas, sobre todo en enfermedades como la diabetes o las afecciones cadiovasculares.

– La vertiente agrícola, apostando por un tipo de agricultura que propicie y produzca alimentos ecológicos certificados por el ICCA (Instituto Canario de Calidad Agroalimentaria). Sin aditivos, sin agentes químicos, la agricultura ecológica debe potenciarse por su aportación a la sostenibilidad y a la lucha contra el cambio climático y por sus beneficios para la salud. Para ello se deben compensar los sacrificios que realizan los/as agricultores/as que desarrollan esta actividad, una modalidad productiva que debería ser central en los planes de la Consejería de Agricultura.

El Programa de Ecocomedores consiste en llevar desde la huerta hasta la mesa alimentos sanos, nutritivos, que propicien una alimentación equilibrada y que no dejen huella ambiental y, por tanto, sean de kilómetro cero o de cercanías, justamente lo que hace falta en Canarias. Para ello hay constituidas 5 mesas (producción, logística, alimentación sensibilización y coordinación) en las que trabajan los agentes implicados en la cadena, al alimón entre las Consejería de Educación y de Agricultura. Esa cadena comienza cuando un agricultor o una agricultora, que debe justamente retribuido/a por su esfuerzo, apuesta por un tipo de agricultura que ya tiene un valor añadido por ser sostenible y que debe trascender fronteras otorgando una nueva seña de identidad a Canarias, para estar a la altura de los tiempos y termina cuando los comensales reciben una alimentación adecuada. Por ello, también la Administración debe estimular, a través de ayudas y subvenciones, este esfuerzo transformador de muchos agricultores. Paralelamente supone luchar también contra el despoblamiento de muchas zonas agrícolas de Canarias que están viendo cómo sus jóvenes abandonan por falta de oportunidades.

Por todo ello, el STEC-IC apoya el Programa de Ecocomedores e insta a la Comunidad Educativa (familias, docentes, alumnado y personal no docente) a respaldar esta apuesta por el futuro, comprometida y beneficiosa, y a las Administraciones concernidas a redoblar los esfuerzos y los recursos materiales y humanos que la empresa requiere.

 

Secretariado Nacional del STEC-IC




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×