El STEC-IC exige al Gobierno de Canarias respeto para el presupuesto educativo

El Plan Presupuestario de Canarias para 2022-2024 prevé la congelación del presupuesto educativo, incumpliendo así la Ley Canaria de Educación

“La educación es el futuro de esta tierra y ya es hora de que este Gobierno la tome en serio y eleve su nivel y su calidad. Sin inversión y buena gestión no hay futuro posible”

Para el STEC-IC el presupuesto educativo es materia capital pues del mismo “depende que se puedan desarrollar políticas y planes de mejora de la calidad educativa y de compensación de las desigualdades que por desgracia tanto sufre Canarias y que, en momentos de zozobra como los que nos está tocando soportar, se incrementan”.

Por tal motivo, el sindicato considera “fundamental que el sistema educativo, en general, pero la educación pública, en particular, cuenten con la financiación necesaria para cumplir con esta importante función social. Éste es el espíritu del artículo 72.3 de la Ley 6/2014, de 25 de julio, Canaria de Educación no Universitaria, que estableció como frontera para situar la inversión educativa en el 5% del PIB canario en el año 2022”.

Desde el STEC-IC desaprueban el Plan presupuestario aprobado por el Consejo de Gobierno para Canarias a lo largo del próximo trienio 2022-2024. Dicho plan prevé que el presupuesto educativo permanezca invariable a pesar de que para 2022 ya se estima que el PIB crecerá un 12% en el escenario más desfavorable.

De llevarse a cabo lo previsto, el presupuesto educativo pasaría del actual 4,55% del PIB a situarse en el 4,25%. “Una reducción absolutamente inaceptable teniendo en cuenta que 2022 era el año en que debíamos estar situados, como mínimo, en el 5% del PIB”. Pero la situación todavía podría empeorar los dos años siguientes, pues de mantenerse las previsiones, creceremos por encima del 5,3 y del 4,2 por ciento respectivamente. Lo que, unido a la previsión de estancamiento del presupuesto educativo, podría situarnos a finales de 2024 nuevamente en unos porcentajes, en términos de PIB, similares a los que tuvimos en los peores años de la anterior crisis económica y, ya en época de bonanza, durante los años de recortes llevados a cabo por el último Gobierno de Coalición Canaria.

“De no aumentar el presupuesto, las promesas electorales de mejora de la inversión educativa, incremento de las plantillas docentes, bajada de ratios, mejora de la Atención a la Diversidad y a las NEAE y la implantación generalizada de la Educación de cero a tres años, no se cumplirán”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×