Este viernes 5 de octubre Santa Cruz de Tenerife recordará a Secundino Delgado en el 151 aniversario de su nacimiento

El acto, organizado por la Coordinadora 22 de Octubre, dará comienzo a las 18:30 horas en “la mal llamada plaza Weyler” de Santa Cruz de Tenerife  

Al igual que el pasado año, los convocantes reivindican el cambio de nombre de dicha plaza para que pase a denominarse Secundino Delgado

Desde la Coordinadora 22 de Octubre, responsable entre otras actividades de conmemorar los aniversarios de la bandera nacional canaria, recuerdan que van a seguir luchando para que “la mal llamada plaza Weyler de Santa Cruz de Tenerife pase a denominarse plaza Secundino Delgado”. No solo señalan la importancia de Delgado, como impulsor de “los mejores ideales de emancipación para el pueblo canario”, sino que subrayan su condición de perseguido político y de preso político, puesto que fue detenido en 1902 por orden del ministro de la guerra del momento, ministro que no era otro que el “carnicero de Cuba”, Valeriano Weyler y Nicolau

Weyler fue responsable de la política de “reconcentración” de campesinos cubanos durante la última etapa de la guerra de independencia de Cuba, dicha política desencadenó un auténtico genocidio, y se estima la muerte de unos 800.000 cubanos para una población que apenas pasaba el millón y medio de habitantes. Asimismo, Weyler fue el responsable de la represión de las protestas durante la conocida como “Semana Trágica de Barcelona”.

Su persecución contra el independentista canario Secundino Delgado fue implacable y no descansó hasta conseguir su encarcelamiento. Un encarcelamiento que se demostró ilegal y fruto solo del odio de uno de los agentes más terribles con los que contaba el poder tiránico español, que jamás reprobó a este “técnico de la crueldad”, como también es conocido Weyler en Cuba.

Un hijo de Santa Cruz de Tenerife

Secundino Delgado nació en Santa Cruz de Tenerife en 1867, desarrolló su actividad política y periodística -actividades que en él siempre fueron de la mano- en Venezuela, Cuba, en Tampa (Florida), Argentina, Uruguay y en sus Islas Canarias, donde colaboró en la redacción de “El Obrero”, y llegó a fundar su propio periódico, “¡Vacaguaré! Bajo ese nombre, Vacaguaré, se publicó también su obra más conocida.

Secundino Delgado falleció en Santa Cruz de Tenerife en 1912. Su figura fue reivindicada por los anarquistas canarios y por los isleños emigrados en Cuba que fundaron, en 1924, el Partido Nacionalista Canario. Después de la dictadura franquista la recuperación de su memoria comenzó con los trabajos de Manuel Suárez Rosales, que publicó dos biografías, una en 1980 y otra en 1986. En los últimos años, las publicaciones sobre Secundino Delgado o la difusión de su obra continúa, aunque desde la Coordinadora consideran que “se deben hacer mayores esfuerzos desde las instituciones y las universidades canarias para difundir y centrar su figura y su obra política”. De esta forma, consideran la importancia de “seguir luchando contra aquellos que han tratado de marginar o considerar una rareza a Secundino Delgado, que, por el contrario, se conforma perfectamente como un hombre de su tiempo, en sintonía con las inquietudes que mantenían muchos canarios y canarias del momento”. De esta forma, son concluyentes desde la Coordinadora al manifestar: “Secundino se limitó a recoger y personificar los anhelos de un pueblo que estaba totalmente desligado del patrioterismo español, un pueblo que consideraba como su hinterland a la América que en  1898 terminaba de romper las cadenas que la unían a España”.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×