Fracaso estrepitoso de la cumbre de las RUP: millón y medio de euros para un circo de malabaristas

Don Fernando Clavijo se quiso poner un traje de falso estadista para una pista donde ya debería haberse dado cuenta que sólo actúan leones, payasos y malabaristas. Pensaba él y los dependentistas que le bailan desde PSOE y PP, que esto de una cumbre de las RUP (Regiones ultraperiféricas) bajo su presidencia era una buena foto, una nueva oportunidad para salir llorando ante algún comisario europeo que propiciara una nueva lluvia de migajas en forma de fondos de los “eurocéntricos”. 

Faltaron casi todos, en una nueva muestra de que esto de ser ultramar tiene mucha más enjundia colonial de lo que ellos quisieran aparentar. El gobierno de la “villa y corte” no se quiso hacer foto alguna y otros gobiernos con colonias tampoco. Al Rey español, como si de una escena medieval se tratara, le tocó el papel de “presentador”, de telonero, de “ungidor” de estos “juegos de otoño” y una hora después ya estaba en el aeropuerto. El único representante español ni se quedó a “sesión de trabajo” alguna y cuatro horas después ya estaba en Madrid. El circo quedaba en manos de sólo malabaristas y payasos, dígase esto con todo respeto y con clara intención metafórica, porque ya podrán suponer de qué tipo de cumbre hablamos cuando “los leones”, los que mandan, los “reyes la selva”, que es la Unión Europea, o no están o no se les debe esperar para lo sustancial.

Que el Rey español diga en su discurso que Canarias siempre ha sido una cuestión de Estado, y que al tiempo nadie del gobierno de ese Estado esté presente, es una prueba más de que se quedan con el culo al aire y todavía hay quien aplaude el bochorno.

Que Clavijo se haya gastado un millón y medio de euros en organizar esta pantomima es otra de esas fotos carísimas para quien se reivindica “región” que necesita de ayudas. De ayudas para mantener su status quo decimos nosotros, porque en esencia siempre hemos defendido que las inversiones de la UE no son ayudas para nuestro desarrollo, sino para su mejor explotación de nuestros recursos y su permanencia al frente de los designios de la colonia.

 

[email protected] de Canarias




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×