Gobierno de Canarias: entre el bastoncillo y la pared

Parece ser que la estrategia de detección en la entrada a Canarias con test rápidos está a la altura de lo que detecta un termómetro, una fiabilidad casi nula para los asintomáticos que ya sabemos que son el principal vector de contagio”

Resulta inverosímil, sorprendente y asombroso que el Gobierno de Canarias no esté a la altura del contexto actual y pretenda proteger su gallina de los huevos de oro de una forma ineficaz, mientras empresas como TUI en Holanda ya han manifestado que será obligatorio la rt-PCR para viajar a Canarias”

Recordarles que el denominado “test rápido”, a pesar de algunos esfuerzos por parte de los medios de información en complicidad con las administraciones, no cumple con la exigencia diagnóstica que se requiere para la actual situación y está lejos de ofrecer resultados que estén a la altura del rt-PCR. No está demostrada su eficacia en asintomáticos, ni la demostrarán porque sencillamente no la tiene.

Además de las advertencias de la OMS desaconsejando el uso que le pretenden dar como herramienta de cribado poblacional, son numerosos los expertos a nivel nacional que insisten en que la validez de estos test únicamente ha sido probada hasta ahora en pacientes sintomáticos, que aún no se ha encontrado evidencia suficiente a la hora de afirmar que las pruebas rápidas tengan una alta sensibilidad dentro de aquellos positivos asintomáticos. Además, señalan que en lugares con una prevalencia alta o personas que procedan de lugares con prevalencia alta, hay que confirmar siempre los resultados con una prueba rt-PCR. Por tanto, es ridículo duplicar esfuerzos y recursos cuando las garantías son recogidas únicamente por el rt-PCR ¿Recuerdan aquellos test chinos que sólo detectaban un 30%? pues estos irán por ahí, lo que pasa es que como son occidentales y no chinos…y como es necesario camuflar algunas estadísticas pues ahora pueden resultar muy útiles, como en la entrada de turistas a Canarias sin test PCR en origen.

Cabe señalar que en la metodología facilitada por los datos oficiales de Canarias no consta que se lleven a cabo test rápidos, según la misma, utilizan rt-PCR en todos los casos, por lo que debemos entender que no se están utilizando para el cribado poblacional en Canarias a pesar de que la Comunidad encargó un millón de estas pruebas rápidas que, según la patronal turística y su fiel guardiana Yaiza Castilla, es la solución a la crisis turística.

Parece ser que la estrategia de detección en la entrada a Canarias con test rápidos está a la altura de lo que detecta un termómetro, una fiabilidad casi nula para los asintomáticos que ya sabemos que son el principal vector de contagio. Es mejor no hacer nada, que hacer algo para engañarnos y engañar también al turista que se verá con ese halo de confianza extra reduciendo un autocontrol, que parece ser, sólo se le exigirá al isleño.Resulta inverosímil, sorprendente y asombroso que el Gobierno de Canarias no esté a la altura del contexto actual y pretenda proteger su gallina de los huevos de oro de una forma ineficaz, mientras empresas como TUI en Holanda ya han manifestado que será obligatorio la rt-PCR para viajar a Canarias. En su página web podemos encontrar enunciados que dejan en evidencia a la estrategia de Yaiza Castilla y Ángel Víctor Torres, exponiendo que a pesar que en Canarias NO es obligatorio (en la misma página podemos ver como otros destinos competencia de Canarias si lo exigen) la empresa exigirá un rt-PCR negativo llevado a cabo 72 horas antes del embarque y lo dicen claramente: un test rt-PCR y nada de ambigüedades que den a entender que al final sea una prueba barata e ineficaz. De esta manera el gigante turoperador zanja cualquier debate proveniente del sector de la patronal o de la propia Consejería donde la premisa es que al turista se le debe exigir lo menos posible, que es mejor que vengan infectados a que no vengan. Como Canario me duele que una empresa de turismo masivo muestre más interés que el propio Gobierno en que esto no se vuelva a ir de las manos y sabemos que los responsables ya citados no tienen ninguna voluntad de autocrítica y menos aún de rectificar, son capaces de volver a cerrar Canarias gracias a su gestión con tal de no bajarse del burro.

Ya sabemos que a este Gobierno Canario no le podemos pedir que proteja a su población, que piense en Canarias, han demostrado en menos de media legislatura que sus esfuerzos no van por ahí, ¡Pero, coño! Al menos intenten disimular con aquello que teóricamente les importa, como el monopolio del turismo. Es tal la incapacidad, la ineficiencia, la ineptitud y la desesperación que ni si quiera son capaces de contentar a sus amigos de ASHOTEL y compañía.

Por último, es cierto que existe una faceta en la que se han graduado con matrícula de honor, y es en señalar al ciudadano canario. Gastan partidas presupuestarias en la maquinaria publicitaria para generar culpas sobre el pueblo y la última joya ya es la bomba: los canarios quedaremos más señalados que los extranjeros a la hora de llevar a cabo nuestras vacaciones dentro de nuestras Islas. Si su premisa es que la presión que no quieren dirigir al turista porque presuntamente esto les puede espantar a otras regiones de la competencia (y en la mayoría de estas exigen mucho más), ¿qué es lo que persiguen con esa presión al canario? Pues bajo esta misma premisa debemos entender que nos ven como un problema, un estorbo al negocio del turismo de masas. También es una manera de admitir que la interacción en zonas turísticas da lugar a focos de contagio que provienen del exterior y su manera de minimizarlo es contenernos en casita mientras los guiris tendrán barra libre del uso y disfrute de unas condiciones epidemiológicas que son envidiadas por toda Europa, y en esto último es cierto, que el único responsable es el pueblo canario.

J. Pablo Monzón




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×