Lanzarote: el comité de empresa de los CACTS tilda el despido de su presidente de “acto de represión injustificable”

Antonio Bonilla se ha caracterizado por ser defensor de lo público, de la obra de César y denunciar la mala gestión y atrocidades que ha cometido la Dirección en los Centros, hechos que le han costado su cabeza en la empresa pública”

Desde el Comité de Empresa de los Centros de Arte, Cultura y Turismo del Cabildo de Lanzarote, muestran su solidaridad y apoyo al presidente del comité de empresa, Antonio Bonilla. Puesto que el delegado de los trabajadores ha sido “injustamente expedientado y despedido en un acto de represión injustificable”.

Los consejeros y la dirección se han convertido, según denuncia el comité, “en verdugos, jueces y parte tomando la decisión de despedir a un trabajador, que es delegado de personal y presidente del comité de empresa, sin nombrar a un instructor independiente, que garantice la resolución del expediente disciplinario”.

Asimismo, señalan que “Bonilla se ha caracterizado por ser defensor de lo público, de la obra de César y denunciar públicamente la mala gestión y atrocidades que ha cometido la Dirección en los centros, hechos que le han costado su cabeza en la empresa pública, empresa que sanciona y despide al presidente del comité por ejercer fielmente, de manera activa y responsable, las tareas para las que fue elegido: defender los intereses de sus compañeros de trabajo”.

El comité de empresa “no consiente semejante atropello” y avisa de que se mantendrá muy activo ante lo que considera una “vulneración de derechos”, y, también, en relación a las represalias hacia otros representantes de los trabajadores. De la misma forma, denuncian que “en condiciones de precariedad laboral y paro es difícil organizarse y conseguir tener una representación eficaz en las empresas, y más difícil aún, perder el miedo, exigir y velar por el cumplimiento de nuestros derechos. Así, la lucha de Antonio Bonilla es nuestra lucha y por tanto su despido atenta contra la defensa de la gestión pública transparente y contra los derechos de los trabajadores”.

Finalmente, desde el comité insisten en señalar que no van a consentir que sus representantes sean “represaliados, reprimidos o silenciados”. Rechazan lo que consideran una “mordaza en los centros de trabajo”, y trasladan todo el apoyo al compañero despedido en los centros turísticos: “pondremos a disposición todas nuestras fuerzas contra la represión sindical y por la readmisión de nuestro compañero”.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×