Parque acuático de San Bartolomé de Tirajana: “El Veril” pide respeto al marco normativo vigente

Se confirmó la existencia de evidencias, valores arqueológicos, en todo el perímetro del yacimiento cuya protección y conservación “hacen irrealizable dicha canalización en 80 metros del proyecto para el que se dio la licencia municipal”

Desde la Plataforma “El Veril Está Vivo”, exigimos el respeto al marco legal, normativo y de procedimientos, que en este caso deben garantizar la conservación de los valores arqueológicos y su medio natural para beneficio de la memoria histórica canaria.

Frente a las declaraciones del Sr. Kiessling que pide respeto para su persona, la Plataforma exige a esa familia y a las instituciones públicas “que se ajusten a la Ley en el El Veril de San Bartolomé de Tirajana”.

Una vista pericial en el Juzgado

El pasado lunes 8, fue la vista pericial en el contencioso de la canalización, y en ella se confirmaron los valores arqueológicos a proteger y que “dejan en el aire” cuestiones del proyecto de canalización del barranco. Se trataba de la vista propiciada en la causa judicial por la denuncia de Turcón-Ecologistas en Acción a la licencia municipal de canalización del barranco.

En la vista, se confirmó la existencia de evidencias, valores arqueológicos, en todo el perímetro del yacimiento cuya protección y conservación “hacen irrealizable dicha canalización en 80 metros del proyecto para el que se dio la licencia municipal”. Cuestión esta que “no fue negada por ninguna de las partes personadas e implicadas en el proyecto de canalización”. Queda claro, señalan desde la plataforma, “que un 10% de lo aprobado es ilegal, a nuestro entender, según las leyes de patrimonio histórico y por lo tanto esa licencia concreta aprobada, con un sólo proyecto de obra visado, no se ajusta a la legalidad vigente”.

Desde la plataforma también se apunta que “la familia Kiessling está desesperada y eso le lleva a presiones a técnicos y políticos para sacar adelante sus proyectos turísticos en Canarias: Ya conocemos sus procedimientos. No obstante, sortear los procedimientos, socavar la voluntad, presionar para tratos de favor, eso tiene los días contados”.

Están recurridos todos los procedimientos relativos al proyecto de El Veril, cuestión que aún no ha sido tratado el fondo de la cuestión en los tribunales de justicia. Aun así, “ya el Ayuntamiento también ha puesto la voz de alerta porque las presiones son insostenibles”.

A falta de autorizarse la licencia para el Parque en sí, que como mínimo debe adaptarse al yacimiento arqueológico y no al contrario, el proyecto tiene pendiente que el Cabildo tramite el PTE-2: “durante la instrucción del procedimiento se ha detectado que la suspensión debe alcanzar no solo al PTE-21, sino también al PIOGC”.

El Ayuntamiento no puede conceder la licencia de obra del parque acuático, dado  que está suspendido el sector: “ya lo manifestamos, que actualmente la suspensión del sector no permite al Ayuntamiento dar la licencia de obra, para desbloquear el tema el Cabildo debe hacer las aprobaciones de los documentos PTE-21 Y PIOGC”.

Por este motivo, desde la plataforma son categóricos: “según previsiones optimistas, unos tres o cuatro años puede durar todo el proceso, por lo que pedimos a las administraciones públicas no crear falsas expectativas a la población sobre la supuesta generación de empleo, dado que el ámbito territorial elegido para la ubicación del parque acuático, ha constituido un auténtico error estratégico”.

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×