Sí, en el Imperio español “nunca se ponía el sol”

Felipe González Márquez obligó desmantelar nuestros Puertos Francos y todo nuestro tejido industrial argumentando que era un requisito necesario para que España pudiera integrarse en el marco económico de la UE, en realidad quienes tomaban esas decisiones eran los lobbies financieros alemanes y europeos”

Ernst Friedrich Schumacher, economista germano británico (1911-1977): “Las grandes unidades territoriales producto del expansionismo de grupos sociales belicosos, imperialistas y neocolonialistas tarde o temprano tienden a subdividirse en pequeñas unidades en busca de una cohesión social, política y económica más justa. Prueba de ello son los nuevos Estados independientes que siguen integrándose en la Organización de las Naciones Unidas desde su creación en 1945; además de demostrar que la pretendida globalización es una estrategia de los totalitarismos para que la economía mundial esté en manos de una élite financiera y los ricos sean cada vez más ricos; que si hacemos una lista de los países más prósperos del mundo verificaríamos que la mayoría de ellos son muy pequeños; mientras que una lista de los países con mayor superficie, gran parte de sus ciudadanos viven en la pobreza”.

Sin embargo, ¿cómo es posible que Canarias, no se haya emancipado del Estado español, tras más de cinco siglos de explotación colonial, con el umbral de pobreza más alto de la Unión Europea y en las antípodas de los salarios de Dinamarca, un país cuya superficie es la sexta parte de España y con una población aproximada de 6 millones? Seguramente porque no nos centramos en lo prioritario, independientemente de nuestras diferencias ideológicas; y también porque sólo unos pocos siguen asumiendo la responsabilidad de llevar sobre sus espaldas el peso del proceso de descolonización e independencia.

Pero, ¿quién pone freno a esta legítima reivindicación? ¿España, la Unión Europea, los propios canarios? Si nos retrotraemos en el tiempo, vemos que si la culpa del atentado a Cubillo recayó sobre Martín Villa nunca se hubiera consumado sin la previa planificación y colaboración de los servicios secretos alemanes. Y si bien poco después Felipe González Márquez obligó desmantelar nuestros Puertos Francos y todo nuestro tejido industrial argumentando que era un requisito necesario para que España pudiera integrarse en el marco económico de la UE, en realidad quienes tomaban esas decisiones eran los lobbies financieros alemanes y europeos.

Efectivamente, aceptar subvenciones a cambio de desindustrializar Canarias y la complicidad de poder tener muy bien pagados a una clase política corrupta sin dar palos al agua, permite ocultar amaños tan irresponsables y antidemocráticos durante décadas; porque, sí había otra manera de integración con la Unión Europea que nos garantizaba mejor calidad de vida como así publica el Grupo de Opinión CANARIAS NACIÓN, “La Historia de un engaño: la necesidad de un nuevo rumbo”; sin embargo eligieron intencionadamente la peor fórmula para los intereses canarios. Era evidente que la Metrópoli vivía entre la incertidumbre de fortalecer un desarrollo industrial que aumentara la recaudación de Hacienda; o, preferir su desmantelamiento para no facilitar una mayor autoestima al Pueblo canario, no dar pie a una mayor toma de conciencia soberanista como reivindicaba el MPAIAC; pero no cabe duda de que dicha decisión fue inducida por los sectores financieros de la UE liderados por Alemania; quienes también preocupados por la labor infatigable de Antonio Cubillo en los Foros Internacionales y temiendo perder un referente geoestratégico en el continente africano, prefirieron provocar nuestro estancamiento económico. Causar entre la gente y, sobre todo, entre los más jóvenes, alejarnos de cualquier intento de liberación nacional canario. De ahí el insistente “corre ve y dile” del PP-PSOE más españolista a sus militantes y simpatizantes: ¿de qué vamos a vivir?

Hora ya de un revulsivo urgente y militante en la calle; delegar deberes o asumirlos; proponer alternativas que complementen el uso sobredimensionado de las redes sociales; que nos pongamos todos a trabajar en la misma tarea, aunque sea con panfletos fotocopiados y carteles rotulados a mano. Mejor que no hacer nada.

Organiza y autogestiona tu propio colectivo; ayuda y coordina la creación de otros colectivos cercanos a tu barrio que haga posible más pronto que tarde el tsunami canario. Por la descolonización; por la construcción del movimiento para la autodeterminación e independencia del archipiélago canario.

Juan Edilberto Rodriguez Morales




Un comentario sobre “Sí, en el Imperio español “nunca se ponía el sol”

  • el 15 diciembre, 2019 a las 9:03 pm
    Permalink

    Eso mismo, estoy totalmente de acuerdo, uno mismo intenta crear conciencia en mis círculos y [email protected] [email protected] haces pensar mientras están [email protected] que te miran con ese bacilón de quien está predicando en el desierto y hasta [email protected] que reivindican una dirección para coordinar “acciones” desde ya, estamos perdiendo mucho potencial por eso mismo, no haber referencias claras y serias que den un paso al frente en el Independentismo Canario, y según pasa el tiempo esos ideales y ganas de Lucha se van perdiendo o esperando el sueño de [email protected] [email protected],hay que empezar a actuar de una manera seria responsable valiente y sincera.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×