Tres granitos de arena negra

 

La Unión Europea prefiere que las playas de sus fronteras se llenen de cadáveres varados por las corrientes antes de que una persona voluntaria, que se ha costeado el viaje, el alojamiento y la comida, que, incluso, carga con su equipo y los materiales que dispone para ello, los rescate de las aguas frías donde con chalecos de juguete los niños gritan en mitad de un mar oscuro.

Ese es el mensaje que nos manda esta insolidaria unión que cierra fronteras, gasea a la gente, criminaliza la ayuda humanitaria y los deja morir ahogados.

Estos días hemos visto el potente mensaje que envían los poderes a la gente organizada, a los voluntarios que están haciendo la labor que los gobiernos no hacen.

Julio, Quique y Manolo de Proem Aid junto a dos miembros del Team Humanity fueron detenidos en aguas griegas, cuando se dirigían a rescatar una embarcación que nunca alcanzaron, acusados de tráfico de personas. Todo lo que hicieron estaba dentro de los parámetros de la legalidad, pero había que montar el alboroto, dar un golpe en la mesa para que se lo piensen dos veces antes de tirarse al agua a sacar a la gente. Pero se jodieron.

La ayuda internacional, la organización, la protesta, la camaradería… activaron todos los mecanismos de los que disponía para que se conociera esta injusta detención y para responder al mensaje del miedo de sus gobiernos que no, que no les vamos a temer, que nos seguiremos echando al agua mientras haya una sola vida en juego.

Pese a este duro palo y las consecuencias que acarrea, como tener que reunir 15.000€ de depósito de garantía por si en el desarrollo de la investigación, finalmente, llegan a juicio los 3 bomberos sevillanos que están libres sin cargos, pese a eso, siento que marchamos juntas, que estamos haciéndolo bien y que disponemos de un poder que, a veces, no vemos.

Canarias ha jugado un papel fundamental en esto. Voluntarias en Lesbos han estado junto a ellos poniendo a su disposición los recursos que desde aquí se conseguían en Bruselas, donde otra canaria, ejemplo de lucha y trabajo, a quien admiro profundamente, movía cielo y tierra para que este absurdo concluyera de la mejor manera posible.

Tres mujeres canarias han hecho más por mediar y solucionar todo esto que los viejos cónsules y embajadores a los que pagamos recepciones y cócteles para que le vendan serpentinas con cuchillas “último grito”, marca España, con las que arrancar las carnes de quienes se atrevan a pisar territorios fascistas.

Hemos visto muchos cayucos llegar y cómo se propagaba el discurso xenófobo del miedo en las islas. ¿Se arrepiente alguien de socorrer a los hombres y mujeres que llegaban a nuestras playas? Lo volveríamos a hacer aunque fuera delito porque la solidaridad es la ternura entre los pueblos.

 

 

 

 

 

 

Marina Delgado Delgado, voluntaria de Bienvenidos Refugiados España

linea azulia

 

Página de la plataforma donde se está recaudando dinero para los bomberos de Proem Aid:

http://www.migranodearena.org/es/reto/9280/ayuda-proem-aid-para-que-ellos-puedan-seguir-ayudando/

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×