[email protected] Se Puede El Sauzal (USPES) anima al Ayuntamiento a favorecer a sus vecinos incumpliendo la regla de gasto

CC-PNC presenta para 2017 unos presupuestos municipales muy conservadores, que “disimulan” el ingreso de más de un millón de € que podría destinarse a cubrir las necesidades básicas de la población

La “regla de gasto” impuesta por Montoro (PP) es una amenaza para ayuntamientos como éste que ha saneado sus cuentas y solo tiene unos 70.000 € de deuda financiera

(El Sauzal, 01 de diciembre de 2016). En un ambiente enrarecido, con continuas faltas de respeto de parte del Grupo de Gobierno y acusaciones de todo tipo a la concejala Sonia Beltrán de Guevara (USPES), el último Pleno municipal celebrado el pasado viernes 25 de noviembre en El Sauzal estuvo marcado por la enmienda a la totalidad presentada por esta formación a los presupuestos para el año 2017.

Según la concejala que defendió esta enmienda, “Nos basamos en dos cuestiones para rechazar este presupuesto: la ambigüedad a la hora de afrontar cómo se recauda y gasta el dinero público y, por otro lado, la manera cómo se regula en las bases de ejecución presupuestaria la utilización de este dinero”.

Esta formación constata con preocupación que el “ahorro” que este ayuntamiento ha acumulado asciende a casi 3 millones de €uros, lo que implica que tenga una situación de superávit estructural y que se esté recaudando a través de impuestos indirectos, directos, tasas y precios públicos, o transferencias de otras entidades, más dinero del que este ayuntamiento es capaz de gastar. Como afirma la edil de USPES, “La cantidad de la que estamos hablando sería de un millón de €uros anuales recaudados de más. ¿Y qué pasa con este dinero cuando llega fin de año y no se ha gastado? Pues que pasa a convertirse en “remanente de tesorería” y luego, gracias a las leyes del PP, solo podrá ser usado para pago de deuda o inversiones, y nunca para reforzar el gasto social, el empleo o, por ejemplo, la mejora de la calidad del agua de nuestro municipio”.

Por otro lado, USPES considera que las bases de ejecución deberían modificarse para, principalmente, ampliar competencias del Pleno frente a la arbitrariedad del Alcalde, definir claramente la normativa de contratos menores, otorgar una mayor rendición de cuentas al Pleno y ajustar la forma como el dinero presupuestado puede finalmente desviarse de una finalidad a otra.

Partiendo de esta realidad”, concluye la concejal, “planteamos que es posible ampliar nuestro presupuesto y romper “la regla de gasto” mediante la elaboración de un Plan Económico Financiero (como ya han hecho varios Ayuntamientos del mismo “color”, entre ellos Santa Cruz), que permitiría, en nuestro caso, subir el techo de gasto y tener a partir de ese momento un presupuesto real y ajustado a la recaudación del municipio sin tener que engañar ni “desinflar” la previsión de ingresos y pudiendo invertir en necesidades reales del municipio con dinero que no está condicionado”.

Como viene siendo tónica habitual del Grupo de Gobierno sauzalero, no aceptaron ninguna de las cuestiones presentadas por USPES y no estuvieron dispuestos a moverse “una coma” de sus planteamientos originales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×