ANC y Mujeres en Lucha denuncian que la situación de precariedad de las mujeres canarias es insostenible

El colectivo Mujeres en Lucha alerta de un avance del machismo, auspiciado por las políticas españolas y canarias, que ya han recortado más del 20% desde 2012 del presupuesto destinado a igualdad

Alternativa Nacionalista Canaria (ANC) y Mujeres en Lucha denuncia la grave situación de precariedad que padecen las mujeres canarias. Una gran variedad de casos de abusos y explotación laboral han salido a la luz recientemente, lo que no deja de ser un síntoma de la opresión, muchas veces silente, que sufre este colectivo de trabajadoras. Además, se ha dado una circunstancia de extrema gravedad, que es un aumento de los casos de mujeres que se ven obligadas a ejercer la prostitución al encontrarse sin trabajo ni recursos.

Mujeres en Lucha incide en el hecho de que Canarias es la región que lidera las listas de mujeres en paro de larga duración, concretamente con un  49,7%. Esto ocurre al tiempo de que el presupuesto general para políticas de igualdad se ha visto recortado en un 20,9% desde el 2012, tal y como  denunció la ‘Plataforma Impacto de Género Ya’ antes de la aprobación de los mismos para el año 2016.

El sistema económico en el que estamos inmersas nos empuja a negociar con nuestras vidas. Esta sociedad patriarcal y capitalista, que no hace más que explotar a las mujeres y sumirlas a una posición social crítica, con una indefensión total ante los abusos, se ceba con las mujeres Canarias, materializando la triple opresión al sumarle la situación de dominación por parte del estado español.

La feminización de la pobreza es tan extrema en Canarias, que tener un trabajo no da seguridad de que se pueda vivir dignamente, ni siquiera de sobrevivir. Esto se ve con claridad en el caso de la trabajadora del Albergue de Santa Cruz de Tenerife, que fue despedida por coger queso y pan para dar de comer a sus hijos. Indignante fue, sin duda, la actuación en este asunto del alcalde de la ciudad José Manuel Bermúdez que solo ha sido capaz de pedir la readmisión la mujer en su cuenta de Twitter. Sin embargo, no mostró preocupación alguna por la precariedad de su situación, que por si lo desconoce vive de okupa desde que el Consistorio que él dirige derribara parte del asentamiento de Pancho Camurria.

Por todo ello, desde Mujeres en Lucha y ANC manifestamos todo nuestro apoyo a las ‘Kellys’, mujeres que se han alzado para reclamar sus derechos, y los de muchas trabajadoras del sector servicios. Nos unimos a la demanda que hace la plataforma por la dignidad y solicitamos a las instituciones que se doten de herramientas suficientes para que las mujeres que quieran acceder a un puesto de trabajo lo hagan con seguridad, ya que han proliferado los casos de acoso sexual o discriminación por razón de sexo. Demandamos que las empresas responsables de tales hechos sean investigadas sin necesidad de que la víctima tenga que emitir una denuncia expresamente.

Los gobiernos municipales deben implantar profundas mejoras en sus políticas sociales y que estas tengan necesariamente una perspectiva de género; denunciamos a su vez la violencia estructural que ejerce este sistema abocando a muchas mujeres  a la prostitución; y por último, nos solidarizamos con la mujer trabajadora del albergue. Recordamos las palabras de Emma Goldman: “Pedid trabajo, si no se os da, pedid pan y si no os dan ni pan ni trabajo, coged el pan”.

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

×