Ayuntamientos y Gobierno de Canarias ingresan 2,1 millones menos en 2021 al Consorcio de Emergencias de Gran Canaria

Las políticas de austericidio se siguen aplicando en el Consorcio de Emergencias de Gran Canaria a pesar de que en la actualidad los presupuestos de las administraciones consorciadas están superando cuantías económicas históricas que tienen como fin potenciar los servicios públicos

Las razones que impiden el crecimiento y expansión del Consorcio de Emergencias de la isla de Gran Canaria son claras, la falta de una apuesta económica que no solo recupere las cifras que se aportaban en el año 2010 por parte de los 19 municipios consorciados y el Gobierno de Canarias, sino que también se incrementen debido a que tras casi 15 años es obligatoria la revisión de unos estatutos derogados por leyes actualizadas no adaptadas y una relación de puestos de trabajo aprobada en 2007 frena la adaptación de este servicio público a la realidad actual de las emergencias de la isla de Gran Canaria por el aumento de población, cambio climático y riesgos en general.

La Junta de Personal del Consorcio de Emergencias publica los datos oficiales de las aportaciones que realizan los ayuntamientos y Gobierno de Canarias comparando los datos de 2010 en plena crisis económica con el año 2021. En ella se puede apreciar el recorte de más de 2 millones de euros que no han sido recuperados y afecta directamente en la incorporación de más bomberos para cubrir los 7 parques actuales y la apertura de Tejeda todo el año debido a su cierre por recortes económicos y falta de personal a partir de 2011.

Por otro lado, llama la atención que los recortes económicos de aportación de los ayuntamientos no es el único problema, también lo es la deuda histórica que tiene el Gobierno de Canarias porque desde el año 2012 aporta tan solo un 8% del total que debe incorporar según los estatutos siendo un total del 20% del presupuesto. Este recorte de un 12% cada año estima la deuda en más de 6 millones de euros, los cuales no han sido reclamados por el Cabildo de Gran Canaria ni el propio Consorcio de Emergencias. Resolver esta deuda significaría una aportación extra para incrementar en más de 80 bomberos la relación de puestos de trabajo.

Gran Canaria: cierra el parque de bomberos de Puerto Rico

Por último, cabe destacar que de los 19 municipios consorciados solo 7 están obligados a prestar el servicio, dado que el cambio de legislación producido en el año 2014 obliga al Cabildo insular de Gran Canaria a prestar el servicio en todos los municipios de menos de 20.000 habitantes y el problema radica cuando a pesar de todo ello siguen sin adaptarse los estatutos del Consorcio de Emergencias a las leyes estatales y siguen aplicando una fórmula de participación, derogada y obsoleta, que obligue a los de más de 20.000 habitantes a abonar más participación económica y que el Cabildo asuma más del 60 por ciento de voto y voz en el servicio de Bomberos insular.

Junta de Personal del Consorcio de Emergencias de Gran Canaria

 

Tabla comparativa con datos oficiales:

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×