Biorrefinerías, ¿una alternativa sostenible?

España siendo una potencia mundial, ¿cómo se explica que Canarias esté a la cola de la Unión Europea en energías renovables, pudiendo ser un referente a imitar? ¿Cómo puede ser que los recibos de la factura de la luz sean el doble a los meses del año pasado? ¿Son un paripé esos molinos que giran sin parar por el sur de la isla? ¿Otro pelotazo más de lo que nos tienen acostumbrados sin que tenga funcionalidad alguna? ¿De qué nos sirve tener en nuestro propio medio las fuentes que lo hacen posible: viento, sol, mar, volcanes, incluso autopistas si estuvieran reestructuradas al efecto? Evidentemente porque ni a la Unión Europea ni a la Potencia Administradora de esta colonia les interesa que seamos un modelo a seguir, no sea que dejemos de extender la mano. Encima, sutilmente, nos cierran la refinería sin que nadie se atreva a mover un dedo, cuando de haber estado gestionada por el Reino Unido u otro país en igual tesitura de crisis económica, su desmantelamiento, en ningún caso, tendría lugar. ¡No!, porque antes de llegar a ese extremo valorarían su excepcional situación estratégica; la trasladarían al inactivo y descampado Puerto de Granadilla; bajarían índices de contaminación y peligrosidad; no ocultarían mugres instalaciones ni alternativas sostenibles; como tampoco se les ocurriría asociar calentamiento global y un planeta cada vez más desertizado solo a la contaminación de las industrias petroquímicas. Mucha culpa la tiene la deforestación del Amazonas y los continuos incendios intencionados que desequilibra la simbiosis que regula nuestro ecosistema, así como nuestra pasividad en ayudar a reforestar nuestro planeta.

Las biorrefinerías se abren paso en Europa

Es imperdonable que aprovechando la situación sobre la no-viabilidad de los recursos fósiles, políticos obedientes y sumisos para con la Metrópoli permitan que nuestra refinería sea la única del Estado español que dejan convertir en pura chatarra para especular con dichos terrenos antes que potenciar Canarias en un referente industrial.

La razón de este despropósito, solo se entiende de una manera: ¡privilegios para los de siempre! A cambio: ¡dejar hacer!, empobrecer a las islas. Nada de extrañar, si recordáramos que la causa de tener un estancamiento económico, incertidumbre y más pobreza en 2021 obedece a la intromisión de Alemania en el proceso de descolonización de Canarias; y, que tal atropello, sorprendentemente, pocas veces se hace alusión. Sin embargo sería muy pedagógico que nuestros jóvenes y los no tan jóvenes se situaran; que supieran que fue Alemania, hace apenas 43 años, quien organiza, planifica y colabora en el atentado a Cubillo (5-4-78) antes de que España formara parte de la UE, en plena “modélica” transición democrática; que solo así, poniendo a funcionar la maquinaria del terrorismo de Estado, pudieron paralizar al MPAIAC la creación de una nación libre en el marco de la ONU, donde pudiera haber trabajo para todos y duplicarse nuestros salarios. No haber necesidad de ir a trabajar al extranjero.

Y, como si no fuera suficiente, pocos años después de esa acción criminal, Alemania vuelve a hacer de las suyas, obligando a Felipe González (PSOE), dejarnos sin Puertos Francos ni tejido productivo. Más recientemente, sucede otro hecho que no puede quedar sin analizar: ver cómo Alemania-FMI obliga a las multinacionales salir de Cataluña a toque de pito y en fila india, ¿quién si no? Lo que confirma a España, una vez integrada en la UE, ser una marioneta al servicio de Alemania. Igual que lo estaría hoy el Reino Unido de no ser por el BREXIT. Hay que estar ciego para no darnos cuenta de que no es el progreso y el bienestar social de los canarios lo que pretende España, como sería lo más lógico pensar; sino que su mayor interés es enmudecer a las organizaciones independentistas-antifascistas; facilitar a Alemania el expolio de los yacimientos de petróleo, gas y minerales que se encuentran en aguas de Marruecos, Sáhara Occidental y Canarias para enriquecer aún más a los más ricos alemanes y europeos; el precio a pagar por entrar en la UE. ¿Queda alguna duda de quién está detrás de la globalización y de un Nuevo Orden Mundial? Y ¿por qué VOX solo se queda a medias en sus reivindicaciones?

Sin embargo, desde la coherencia geopolítica, cultural, económica y de protección al medio ambiente, muchos colectivos seguimos reivindicando una “Canarias libre” como una opción vital y lícita. El MPAIAC a pesar de la castración identitaria en los colegios, el “Síndrome de Estocolmo” y el freno sanitario que ha causado el más que probable algorítmico COVID-19, no deja de visitar países de todos los continentes, en busca de apoyo internacional a nuestra legítima independencia. Ni ha perdido el pulso a las gestiones que viene realizando ante el Comité de Descolonización de las Naciones Unidas en Nueva York: CONSIDERAR a Canarias Territorio No Autónomo (TNA); ejercer la libre determinación sin injerencias foráneas. De refrendarse sería un acontecimiento relevante para el devenir de todos los canarios/as; el momento de sumar fuerzas, sea cual sea nuestra ideología o simpatía por un partido u otro. Pues sepamos que la razón de que autónomos y pymes tengan los impuestos más altos de la Unión Europea; los trabajadores los salarios más bajos; y, tengamos el más alto porcentaje de parados y pobreza se debe a la codicia recaudatoria del colonialismo español; y, al tener cautivo sistemáticamente nuestro desarrollo económico: evitar que seamos un país rico y autogestionario.

Ante esta situación de abuso, la responsabilidad de concienciación vecinal no puede recaer únicamente en los liderazgos de organizaciones políticas. Al punto de que se evidencian ciertas sospechas de que pueden ser víctimas de chantajes y amenazas. No hay otra manera de entenderlo cuando vemos que pasan por alto cuestiones básicas como es la de formar e informar a los ciudadanos; tal como no existir ningún organigrama estructural si llegado el caso fuera pertinente manifestarse masivamente. Necesario y obligatorio. De ahí que todos tengamos el deber de organizarnos y coordinarnos por nuestra cuenta, allí donde estemos, si queremos disfrutar de una Canarias más justa y equitativa; ya sea aportando alternativas o sugerencias que nos permita el mayor bienestar de esa Canarias que todos queremos. Debatirlas en casa, en el trabajo, o con amigos, y difundirlas. Entre ellas: la descolonización e independencia de Canarias. No de manera sectaria como erróneamente han tratado de conducirnos; sino siendo parte del activismo autogestionario y militante que forme a nuevos militantes activistas y autogestionarios. Donde surjan dirigentes jóvenes que más allá de compartir nuestras reivindicaciones sean a la vez capaces de movilizar a una población incrédula que desconfía de la clase política; con ideas y argumentos incuestionables, sólidamente razonados. En todo caso asumir la autodeterminación como el peor de los males. Salir del encasillamiento al que nos tiene postergados una Constitución obsoleta.

Argumentos que ayudan también a entender por qué diversos movimientos de liberación enquistados en la propia Metrópoli rehúsan también ser parte de una corrupta monarquía. Una actitud comprensible cuando es evidente que desde posicionamientos económicos y culturales antagónicos muy difícilmente se puede defender algo unitario; y, menos aun estando en las antípodas de sociedades como Dinamarca o Finlandia. Un empresario lo entendería a la primera. Sabe que si un buen trabajador con la remuneración salarial que percibe no está nada contento nadie le impide irse a otra empresa o crear la suya propia. ¿Cómo retenerlo? Tiene todo el derecho a intentarlo.

No hay vuelta de hoja: España es una cárcel de naciones como fue la extinta Yugoslavia, aunque medios de comunicación manipuladores aliados de un caciquismo arbitrario y anacrónico colonialismo, bien pagados, defiendan a ultranza nuestra pertenencia a España a fuerza de fomentar o aprobar la intimidación y la represión; de considerar inaceptable un referéndum de autodeterminación democrático.

Sin embargo, avanzado ya el S.XXI no es justificable que Andalucía y nacionalidades históricas como País Vasco, Galicia o Cataluña, se vean todavía teledirigidas desde Madrid al calor de ayudas y subvenciones tramposas: “pan para hoy y hambre para mañana”. Todos sabemos que favorece de manera especial a “quien reparte y reparte…” y, a quienes ralentizan el legítimo derecho a decidir de su Pueblo. Malas artes que explica el inmovilismo anómalo de la clase trabajadora; porqué el colonialismo se perpetúa más de cinco siglos, doble de tiempo que otras excolonias españolas para lograr la independencia: única manera de poder activar nuestra economía con sentido común, poder adaptar nuestra refinería a las nuevas exigencias, diversificar soberanía alimentaria, tener Hacienda propia, legislar Ley de Residencia ciudadana, etc. En definitiva, lograr que todos vivamos con dignidad.

¡AUTODETERMINACIÓN!: ¡Canarias libre e independiente!

Colectivo San Jerónimo (Taco)

 

 

In Memoriam Francisco Javier Edú Elá Abeme y a todos aquellos que se nos han ido sin haber visto antes la independencia de Canarias.

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×