Canarias: incremento del 6,5 % en el número de defunciones durante el año 2020

La tasa de variación anual de defunciones acumulada respecto al año 2019 publicada en el INE muestra que en Canarias existe una variación del 6,52%, sin incluir los datos del primer mes del 2021 que aún no ha acabado, y ya es el peor en número de defunciones diarias por COVID-19 desde el comienzo de la pandemia.

Según el ISTAC, en Canarias durante el año 2019 fallecieron 15.756 personas, por lo que un incremento del 6,52% implica que durante el 2020 fallecieron 1.028 personas más respecto al año anterior. Teniendo en cuenta que hasta la fecha han fallecido 486 personas con COVID-19 —según los datos oficiales del Gobierno de Canarias— la premisa de que la pandemia afecta a más personas de las que infecta continúa vigente.

Se trata de consecuencias directas sobre el sistema sanitario, que no necesariamente tiene que llegar a la saturación para notar el efecto de la pandemia sobre la tasa de defunciones. El retraso añadido en pruebas diagnóstico, la falta de atención en el seguimiento y tratamiento de patologías crónicas y, en definitiva, la falta y carencia de medios humanos e instrumentales derivados del incremento de la exigencia asistencial que provoca la pandemia genera casi tantas defunciones como la propia pandemia.

Y mientras observamos con impotencia esta tendencia comprobamos que el Gobierno de Canarias prefiere invertir en turoperadores frente a la inversión en personal y medios para un sistema sanitario que ya era de los peores a nivel nacional. Cuando las ayudas al sector privado se consideran una inversión y el fortalecimiento del sector público un gasto es que algo no está bien.

J. Pablo Monzón




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×