CC quiere aprovechar el colapso y la desesperación ciudadana, fruto de su incompetencia, para recuperar los proyectos viarios más agresivos

El intento del Cabildo de ejecutar el proyecto de autovía de Los Realejos a San Juan de la Rambla no está justificado por el volumen de tráfico. Ocurre igual con la Vía Exterior: las mantienen vivas en el PIOT para hacerlas cuando quieran”

El concejal lagunero Santiago Pérez señala que “es la propia incompetencia de los sucesivos gobiernos de Coalición Canaria (CC) en la Isla la que lleva a la desesperación a la ciudadanía, y con todo el cinismo del mundo aprovechan para rescatar los proyectos viarios más agresivos contra los recursos naturales y el medio ambiente, sabiendo que eso no va a resolver el problema según dice el propio Plan Insular de Ordenación (PIOT) en sus directrices.

La solución a los problemas de movilidad de la Isla y la situación que nos está llevando al colapso estaban perfectamente diagnosticados desde hace dos décadas, “lo que ha ocurrido en estas dos décadas es la prueba de la incompetencia total de CC”.

Santiago Pérez añade que el intento del Cabildo de Tenerife de recuperar el proyecto de autovía de Los Realejos a San Juan de la Rambla, incluida en las determinaciones de un PIOT aprobado en 2002 por Ricardo Melchior y CC en solitario, no está justificado por el volumen de tráfico. Es similar a lo que ocurre con la Vía Exterior: nunca han suprimido estas determinaciones del PIOT para mantenerlas vivas y recuperarlas cuando quieran”.

El título sobre ordenación comarcal del PIOT prevé exactamente esta autovía, sustentada en pilares de hasta 40 metros de altura, que iban a destruir completamente el espacio natural protegido de Tigaiga, Barranco de Ruiz y Los Campeches.

La ejecutiva insular del PSOE de la época se rebeló contra eso como se rebeló contra otras determinaciones del PIOT, por ejemplo la de convertir el Puerto de Santa Cruz en un puerto residual y centrar todo el tráfico porturario de mercancías de la Isla en el futuro macropuerto de Granadilla, que al final logramos recortar entre todos”, apunta el que fuera secretario general de los socialistas tinerfeños.

Y luego denuncia este burdo intento de aprovecharse de la exasperación de la ciudadanía, provocada por su propia incompetencia, para recuperar los proyectos viarios más agresivos de un PIOT que establecía un concepto de anillo insular exclusivamente ligado a una autovía de gran potencia, cuya concreción en ese paraje natural es el que quieren retomar.

El propio PIOT es muy contradictorio: en la parte teórica establece que los problemas de movilidad de la Isla no se podían resolver con la solución tradicional de construir constantemente nuevas autovías, sino que requerían un programa de transporte público eficaz, con dotación adecuada de medios de transporte, regularidad y precios asequibles.

Pero luego, en las determinaciones de ordenación, “sembraban la Isla de infraestructuras de gran potencia, porque en el fondo es lo único que saben hacer. Es solo la construcción de estas grandes infraestructuras, convertida en un negocio en sí mismo, la que exigen la red de intermediarios a la que ellos representan”.

Santiago Pérez finaliza diciendo que “una cosa es que la Isla disponga de un sistema viario completo y otra cosa es que ese sistema viario, a lo largo de todo el perímetro de la misma, deba tener potencia de autopista. La solución a nuestros problemas de movilidad, como diagnostica el PIOT, no provendrá de la solución tradicional lineal de ir incrementando cada vez más el número y la potencia de las carreteras”.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×