Clavijo sigue como “investigado” pese a lo que digan Daniel Millet y El Día

Fernando Clavijo salió del juzgado como entró: investigado por presuntos delitos de malversación de caudales públicos, prevaricación y tráfico de influencias  

Fernando Clavijo no es culpable de nada, así es la Ley que en un momento dado nos garantiza la presunción de inocencia a todos (supuestamente), pero cosa distinta es que no esté relacionado en estos momentos con algunos respecto a una investigación judicial. Eso es de primero de derecho al pataleo. Es más, por el momento la jueza (porque no le haya quedado otro remedio o por lo que sea) le imputa tres: prevaricación administrativa (resoluciones injustas a sabiendas), malversación de caudales públicos (tratar las perritas de todos como si se fuera a jugar al bingo) y tráfico de influencias (beneficiar a los colegas en el ejercicio de su cargo y con los recursos de todos y todas). Que no es que lo diga uno, lo dice el encabezado de la declaración que nuestro presidente del Gobierno, que como otros tantos no se acuerda de nada y echa la culpa a sus subordinados; firmara ayer en los juzgados de la Plaza de Abajo.

Clavijo fichó para su defensa al abogado de Cristiano Ronaldo

¿A qué entonces Daniel Millet se desmarcaba a las pocas horas en El Día diciendo que la jueza no ve nada y no imputa nada? En fin, que lo explique él porque cualquiera diría que como mínimo no es el momento procesal oportuno para tales afirmaciones. Lo juzgaran o no lo juzgarán los que tengan que hacerlo, que probablemente no serán ni El Día, ni Millet ni ningún opinador del montón como nosotros. ¿Que a Clavijo le gusta hacer favorcillos a los amigos con las cosas de todos y todas? Hombre, eso ya lo demostró la policía judicial en su momento con unas escuchas telefónicas que un abogado carísimo, contratado por Clavijo también ¡esta vez se trajo al de Ronaldo!, consiguió que se anularan por la sorprendente desaparición de un papel que el juez reconocía que había firmado y que constaba en el registro. Pero otra cosa es que por esas actuaciones, de las que además presume, vaya a ser condenado o no. Eso es harina de un costal distinto. Lo de la prensa, o lo de una parte importante de la prensa, sí les digo yo que es como para echarse a temblar.

Fuente: https://noincineraciontenerife.wordpress.com




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×