Contra el machismo y el heteropatriarcado, no pasemos ni una

Luchar contra el heteropatriarcado, contra el machismo, no es solo llevar una chapita o llenarse la boca diciendo “yo estoy contra el machismo, yo estoy contra los maltratadores,…” Como el resto de luchas, hay que llevarlo a la práctica, de manera clara, directa, combativa, sin ambigüedades ni excusas. No se puede decir que se está en contra del machismo y a la misma vez tener actitudes machistas o apoyar, ser cómplice en mayor o menor grado con machistas, “no, pero es que…”

Contra el machismo se actúa, de manera clara, directa, rápido. No somos sus cómplices. No ponemos excusas.

Hay que LUCHAR CONTRA EL MACHISMO Y EL HETEROPATRIARCADO Y CONTRA TODOS SUS CÓMPLICES. O sea, luchar de verdad. No usar esta frase para llenarnos la boca pero actuar de otra. NO DEBEMOS PASAR NI UNA. No hay tregua. A los machistas no solo hay que echarlos de nuestros espacios y ambientes. Hay que echarlos de allí donde estén. Hay que boicotear y sabotear todo aquello donde participe un machista y sus cómplices, que al fin y al cabo son como ellos. Ni un minuto de respiro. Ni una justificación. Que sepan que nos tendrán en frente.

Que esto, como el resto de las luchas, no son solo palabras, sino que nuestros principios los llevamos a la práctica. Que al machismo no se le discute, ni se le tiende la mano, sino se le combate hasta el final.

Lo dicho, estamos aquí para combatir el machismo, el patriarcado, a agresores… en cualquiera de sus formas. Allí donde se encuentren. Allí donde participen. Ellos, o sus cómplices.

No tengo miedo de pronunciarme, de posicionarme claramente, rotundamente, sin ambigüedades. Me tomo muy en serio mis principios y tengo muy claro en qué mundo quiero vivir y en cual no.

No estamos jugando. Estamos luchando. Y nos posicionamos de manera clara.

 
 
 

Seben Rodríguez 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×