Desembarcan aerogeneradores en Granadilla que traen al polígono de Güímar para dar la vuelta rumbo a Arico

¿Por qué esta gente se va de rositas de todo esto? Pues porque no hay oposición que pida responsabilidades y números de cuánto nos va a suponer de sobrecoste la fotito con Rajoy inaugurando un puerto inútil y de altísimo impacto

Cualquiera pensaría que se trata de un chiste, máxime cuando Ricardo Melchior advertía, no hace un año de eso pero la cosa viene de atrás,  que “otra ventaja del puerto de Granadilla es que permitirá descargar en esas instalaciones aerogeneradores de gran capacidad, cuyas torres y palas no pueden pasar por carretera debido a que no caben en los túneles de Güímar”. La realidad, señor Melchior, es que los aerogeneradores autorizados se descargaron en Granadilla para hacer la foto de la inauguración del puerto con Rajoy y ahora se traen en camiones hasta el polígono industrial de Güímar a dar la vuelta para volver sobre sus pasos hasta Arico, lo que básicamente amén de un desastre logístico implica que las torretas y las aspas pasan por los túneles de Güímar no una vez, como sería si se hubieran desembarcado en Santa Cruz (con mejores medios técnicos para la operación), sino dos con el riesgo que ello implica.

¿Por qué? Pues básicamente porque casi todos los molinos van de la autopista hacia el monte y no hay otra rotonda que permita girar a esos monstruos, con lo que pese a que el lugar definitivo está a pocos kilómetros del puerto de Granadilla, en la propia Granadilla en muchos casos, resulta que hay que dar media vuelta a la Isla para que los camiones puedan hacer el cambio de sentido reglamentario.

¿Un chiste? Pues el que no se lo crea que se dé una vueltita por esa TF-1 estos días después de las once de la noche. ¿Por qué esta gente se va de rositas de todo esto? Pues porque no hay oposición que pida responsabilidades y números de cuánto nos va a suponer de sobrecoste la fotito con Rajoy inaugurando un puerto inútil y de altísimo impacto, con el desembarco de los aerogeneradores como imagen de maquillaje verde de fondo, que ahora tienen que recorrer media Isla de ida y vuelta para llegar a su  destino definitivo. Que para algo fuimos la cuna del Surrealismo (y uno de los principales nidos de corrupción política del estado español sin la más mínima duda).

Fuente: noincineraciontenerife




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×