El despido del presidente del comité de empresa de los Centros Turísticos del Cabildo de Lanzarote denigra a la Institución insular

Ante el despido de Antonio Bonilla, presidente del Comité de Empresa de los Centros Turísticos de Lanzarote, Intersindical Canaria expresa su rechazo a esta sumarísima medida disciplinaria contra el máximo representante de los trabajadores de los Centros Turísticos. Esta medida, impropia de una institución pública y que desacredita a sus autores, resulta más intolerable tras conocerse las “razones” por las que el grupo de gobierno procede al despido del trabajador, justificado en una presunta comunicación entre compañeros de trabajo sobre el expediente abierto y concluido  a una antigua trabajadora.

Nadie duda en los centros turísticos que este despido disciplinario no tenga otras motivaciones que una vendetta contra Antonio Bonilla por su labor en la defensa de sus compañeros frente a la política sindical de vulneración de derechos desplegada por el Cabildo y que diera lugar recientemente a un duro conflicto laboral en los centros turísticos de la institución.

Resulta especialmente llamativo el hecho que este despido represivo, que quebranta el principio constitucional de la libertad sindical, se produzca precisamente cuando su instigador y promotor, el presidente del Cabildo, Pedro San Ginés, es requerido por los juzgados por una imputación de prevaricación y coacciones, causa judicial de la que,  deseamos, quede indemne, contrariamente a lo ahora sucedido con el trabajador por él represaliado e injustamente despedido.

La suspensión del despido y el regreso inmediato de Bonilla a sus actividades profesionales y a las labores de representación para las que fue elegido por sus compañeros, es la exigencia sin condiciones que reclama Intersindical Canaria.

 

Intersindical Canaria 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×