El tranvía no era la solución para Tenerife

Con cuarenta millones de euros, ellos creo que dicen 36 o así pero ya verán ustedes… la Gallega podría convertirse sin la más mínima duda en uno de los barrios más modernos, entre otras cosas porque en sí ya es bastante moderno por su juventud. Mejores calles, mejores parques, mejores colegios e institutos, mejores centros de mayores, mejor centro de salud, mejor carril taxi-guagua y mejores y más modernas y sostenibles guaguas… qué sé yo, imagínense todo lo que quieran para un barrio de esas dimensiones, hasta electricidad gratis si ponen un solo molino de viento encima de alguna loma de aquellas. Simplemente téngase en cuenta que sería una inversión de algo más de 3.000 euros por habitante de La Gallega, que para una familia de cuatro miembros sería un coste de 12.000, que se dice fácil, sólo para una cosa que se soluciona con guaguas. Por ejemplo, un joven podría contar con el abono mensual (35 euros) gratis por más de siete años. ¿Pero alguien les ha dado la oportunidad de elegir eso o tranvía? Francamente, aunque el dinero es de nuestros impuestos, lo dudo bastante.

claro que entiendo a los comerciantes, al Cabildo y un poco menos a los partidos políticos oportunistas que buscan votos en río revuelto (tipo Podemos, PSOE, PePe y hasta la propia Coalición que parece jugar a tres bandas en este asunto al ver a la gente en la calle). Lo de la plataforma ciudadana a favor, en fin, les he visto en el Facebook con sus insultos y sus argumentos tipo “nos vamos a perder los nuevos puertos USB del tranvía” (lógicamente Carlos Alonso y toda la tropa los recibieron de inmediato con la alfombra roja y se tiraron la foto para el periódico) y prefiero no opinar mucho para no salirme del tono de cordialidad que pretendo. ¿Dónde se han visto plataformas que defiendan lo mismo que los que tienen nuestro dinero y lo emplean en lo que les da la gana? En Tenerife. 

Pero la realidad, en lo que estamos y que no tiene solución, es que la Línea 2 supuso la destrucción de la avenida más moderna del área metropolitana en la carretera la Cuesta-Taco y que acababa de regenerar íntegramente Ana Oramas, Ricardo Melchior y no sé si era la época de Adán Martín. Se la cargaron. De dos carriles, aceras anchas, marquesinas modernas, jardines, bancos… todo a la última y diez años después han sido incapaces de terminar la subida de Tíncer que parece un estercolero. Aquello se quedó convertido en un perfecto desastre donde una ambulancia se atasca en las colas en determinados tramos sin remedio alguno, antes ante una emergencia se podía utilizar hasta el sentido contrario pero eso se acabó para bomberos y para todo el mundo ¡en las inmediaciones de un hospital! Pero no se lo pierdan, a Metropolitano le han dado todos los premios de accesibilidad habidos y por haber (cuando en toda Europa no existe diferencia alguna entre la accesibilidad a la guagua y a cualquier otro medio) pero a la altura de las antiguas Afortunadas (empresa de las muchas que se hundió con el tranvía) sencillamente no hay acera, se camina por la carretera al igual que tienes que ir por dentro de la gasolinera ¡por dónde van los coches! en la Disa de en frente. Todo ilegal para mi gusto, pero venga a darles premios porque tienen a un equipo en busca y captura de cualquier cosa que puedan vender como éxito en la inversión más ruinosa en materia de movilidad de este Archipiélago y de buena parte de Europa.

Sí, porque es que la ocupación de la Línea 2 del tranvía es de menos del 10 %. Un aparato que pesa 40 toneladas, lo que cuarenta turismos, y puede llevar las más de las veces no más de diez o doce personas. Desde el punto de vista energético es como si esa gente se moviera cada uno en un Hummer americano porque hay que desplazar tres o cuatro toneladas por barba, con electricidad que se genera en Caletillas o Granadilla y que tiene un gran porcentaje de pérdidas en el transporte, vamos que ese 14%  que Metropolitano vende como que enchufa directamente de las placas solares del techo de las cocheras (TITSA también las tiene porque dan dinero y no por otra cosa) que ellos venden como que enchufan directamente a la catenaria (todo mentira porque en tal caso se les pararía el tranvía cuando pasa una nube o por la noche) es menos de lo que la corriente eléctrica pierde en el transporte y en las propias plantas de energía, hay quien dice que sólo estas pérdidas es más de lo que consumimos en nuestros coches o en los despegues de los aviones.  En fin, uno de eso no entiende, pero lo de que los tranvías se mueven con energía verde pues lo mismo, exactamente igual que cualquier otro vehículo eléctrico, incluidas las guaguas que se alimentan de catenarias y que gracias a baterías pueden salirse de éstas en un momento dado. ¡Hasta autopistas eléctricas hay ya!

Pero, sin salirnos del tema, la Línea 1 del tranvía tiene un buen nivel de ocupación, principalmente porque se cargaron las tres líneas rentables de TITSA, simplemente eliminándolas (013) o echándolas del centro como la (014 y 015). Eso implica, además, obligar a la gente a hacer muchos transbordos que se pagan con dinero público, cuando antes no eran necesarios (se llegaba en la mitad de tiempo), y que estadísticamente le dan usuarios al tranvía pero en realidad no serían desplazamientos necesarios si las guaguas llegaran al centro como toda la vida. A falta de oposición política sólo el altísimo sabe cuánto nos estarán costando esos transbordos de las subvenciones del Cabildo. Imposible acceder a esa información que se guarda como secreto de estado. 

¿Pero qué hacemos con la Línea 2?

Pues “soluciones” hay probablemente dos: o se quita y se hace un carril guaguas y se deja todo como lo concibió y lo pagó Ana Oramas o se amplía hacia sitios donde se puedan captar usuarios al precio que sea, desde luego qué más da un pequeño comercio que nadie sabe cómo ha conseguido abrirse camino en La Gallega cuando nadie daba un duro por ellos (hasta algunos vamos del centro de La Laguna allí porque hay buenos comercios, restaurantes y demás ¡y se aparca fácil!), al fin y al cabo el tranvía ha arrasado por la actividad comercial por donde ha pasado pese a los millones que se ha gastado el Cabildo en intentar revitalizar eso. La política de esta gente, y allá el que quiera engañarse, es mandarnos a todos a los centros comerciales y de hecho cambiaron hasta la Ley de Comercio para que les cupiera otro Carrefour en el Meridiano de Santa Cruz. ¿O es que nadie se acuerda de eso ya?

Después de comenzar las obras del tranvía TITSA llegó a perder 22 millones de pasajeros de los casi 60 que consiguió antes de esa fatídica fecha de 2004. Fatídica, comenzaron las obras del tranvía, porque nos metimos en un modo bucle del que es muy difícil, por no decir imposible, salir. Porque es que los tranvías sólo se podrían justificar con más tranvías, pero todos esos proyectos a Los Rodeos ¡nadie se acuerda de la coña que nos dieron con eso y ya nada!, a San Andrés, las varias alternativas centro de Santa Cruz por Méndez Núñez, Ramblas y qué sé yo… ahí están las hemerotecas que yo me cansé de guardar recortes. ¿Qué sentido tiene hacer un tranvía para cargarse la 013 y expulsar del centro a todas las líneas de guaguas para obligar a la gente a hacer transbordos y para tardar más del doble de lo que se tardaría con carriles guagua? Pues ninguno, de ahí que para ellos sea imprescindible ampliar esas líneas al precio que sea, y ahí está el pequeño comercio de La Gallega en capilla porque irremisiblemente están dispuestos a cargárselo, que no van a pasar el tranvía por donde no vive nadie se pongan como se pongan, que dentro de esta locura pues no deja de ser normal.

Uno aboga, sin embargo, por hacer lo que no se hizo antes del 2004 y propiciar el debate sobre la movilidad. Con cifras, con números, ya tenemos la experiencia y podemos ver qué hemos ganado y qué hemos perdido, por lo pronto aún hoy en día seguimos con cinco millones menos de usuarios del transporte público, que se dice fácil. ¿Pero cómo propiciar eso entre intereses de todo tipo entremezclados y donde el interés general de la Isla de Tenerife pasa a un segundo o tercer plano? Complicado lo veo, la verdad, y con el papelón de la mal llamada oposición política pues peor me lo pintan, mucho más terrible de lo que uno pudo imaginarse jamás.

Cuando planteábamos el necesario debate, que no se produjo en su momento, éramos los enemigos del progreso, pero lo cierto es que ellos se trajeron a un experto catalán para que le echara agua bendita al tranvía y el tipo ¡pese a que los catalanes venden tranvías y el nuestro se fabrica allí!, dijo, ni corto ni perezoso, que la solución mejor para nosotros era el carril guagua-taxi. No le hicimos caso y así nos va el pelo, y esto no ha hecho sino que empezar porque ahí andan con los enredos de los trenes que ya van a ver ustedes en el follón que nos meten estos personajes.

 

Fuente: https://noincineraciontenerife.wordpress.com




5 comentarios sobre “El tranvía no era la solución para Tenerife

  • el 27 agosto, 2018 a las 11:31 am
    Permalink

    Lo siento pero todo eso es una sarta de tonterias. El tranvía es lo mejor que se ha instalado en el área metropolitana en estos últimos años y extender las lineas por la ciudad es imprescindible para darle una mejor calidad de servicios de transporte a la población de los barrios del suroeste que también lo necesitan. Vivo en la zona y aquí la mayoría de vecinos lo queremos. Luego hay otro grupo reducido que es el que grita mucho y hace ruido y para ello se lleva a algunos con ellos engañándoles con mentiras y pintándoles el asunto como el fin del mundo, cuando resulta que lo único que pretenden es no perder sus comodidades de aparcarmientos delante de la puerta de sus locales o que les suban el alquiler de sus negocios porque al pasar el tranvía delante de sus tiendas la zona se revalorizará. Sus intereses personales no deben primar sobre los derechos y beneficios de la mayoría de la población

    Alegan el problema de que se quedan sin aparcamientos y luego resulta que vas y la avenida está siempre llena de coches aparcados en doble fila delante de bancos, tiendas y supermercados mientras las calles de alrededor están vacias y hay montones de aparcamientos libres más adelante pero claro eso supone tener que caminar unos minutos y no apetece.

    Si no sabemos separar las cosas que se hacen bien y que son importantes para el común de los ciudadanos anteponiendo las siglas políticas que adora cada cual mal vamos.

    El tranvía, como concepto, es moderno, eficaz y sostenible, con mayor capacidad de usuarios que la guagua, y con ventajas medioambientales como un menor consumo energético, menores emisiones de CO2 y mayor rentabilidad social.

    A estas alturas ya nadie discute que uno de los problemas más graves del planeta es la contaminación. Y por eso no podemos descuidarnos, es una cuestión prioritaria, de salud, para los adultos que la provocamos, pero sobre todo para nuestros hijos, que pronto nos pedirán responsabilidades.

    Durante los años de crecimiento económico hemos construido un modelo sociogeográfico de isla y ciudades absolutamente injusto e insensato. Nos hemos convertido en esclavos de la movilidad, vivimos muy lejos de donde trabajamos. Esto hace que el vehículo privado ocupe más de la mitad del espacio público y que en Santa Cruz de Tenerife las entradas y salidas a la ciudad soporten más vehículos que en Madrid.

    Hay que ir recuperando el espacio ocupado por miles de vehículos reducir la dependencia obligada del coche privado y minimizar los desplazamientos indiscriminados.

    Contar con buenas y eficientes infraestructuras es el mejor apoyo a las actividades productivas y al medioambiente. Una comunicación rápida y segura posibilita mayores oportunidades de intercambios comerciales y personales, lo que influye en un significativo incremento de las relaciones económicas, incentivando la creación de trabajo y aumentando la calidad de vida de los ciudadanos.

    Espero y deseo que en un futuro no muy lejano las lineas de este transporte sigan incrementándose y extendiéndose a todos los barrios y zonas de la ciudad. Se trata de convertir Santa Cruz y su área metropolitana en una ciudad del siglo XXI. En un lugar más habitable, con zonas verdes y con más espacios peatonales. ¿A qué esperamos?.

    Respuesta
  • el 30 septiembre, 2018 a las 4:14 pm
    Permalink

    Por favor razone un poco más de, aquí nos pone usted por tontos y mentirosos.
    Usted, se monta la imagen que se supone, y lo califica de lo mejor para la zona; a los demás los pintan bastos.
    Lo primero que le tengo que decir es que las GUAGUAS de ahora ó en su momento podrían ser eléctricas que están muy avanzadas tienen más movilidad que el TRANVIA, ya que pueden cambiar le ruta por la diferentes calles, según necesidades, hay que ver todo en su conjunto, tener en cuenta las edades de gente mayor, ya que por desgracia no vivimos en una planicie, pudiendo pasar tres calles mas arriba ó mas abajo según las necesidades del momento ó época; el TRANVIA ruta fija. Encima 45 millones de Euros para dos kilometro
    se podrían comprar 40, 50 ó más guaguas. Lo de sostenible lo dirá usted, hay que contar lo gastado más, lo que cuesta cada pasajero. etc
    Hay que ampliar más la mente y tener mas parámetros encuenta

    Respuesta
  • el 30 septiembre, 2018 a las 7:45 pm
    Permalink

    Pues quiere que les diga . 40 años llevo viviendo Sobradillo y ahora en la gallega ósea que me he criado y he visto la evolución de estos barrios .Magos nos llamaban per ser rurales , dónde siempre CC ha venido a buscar votos con chuletas para la gente de está zona ganadas elecciones se olvidan . Progresó no lo va quitar nadie por mx opinemos .He viajado por mx ciudades Europeas viendo un buen servicio de guaguas trenes tranvías taxis etc y todos funcionan mx será por la expansión del territorio . En mi humilde opinión necesitamos tranvía mx guaguas taxis y más voluntades políticas . Yo con la pasta se van a gastar en 2 km sería interesante que lo hicieran soterrado avenida por arriba tranvía por abajo y todos contentos y las paradas como el metro de Madrid Barcelona new York pero claro pasta pero no es mala opción

    Respuesta
  • el 30 septiembre, 2018 a las 10:45 pm
    Permalink

    Te lavaron bien el cerebro tío eh?Y además se te ve el plumero,si señor.Ydigo yo?Todo esto que sale de tu boquita te lo ha dicho alguien o se te ocurrió a ti solo?O lo leiste y pensaste,coño esto estaría bien para mi barrio?Tu estás con ellos,verdad pillín,tú eres de CC,anda,no lo niegues,que eres un pillín.Vete a las Palmas,para que veas una ciudad moderna,con zonas verdes como tú dices!pero!No tiene mi quieren ,tranvía,y así les va.Lo malo es que no creo que vayas,porque a los de CC por allí no los quieren ni ver.Son listos.

    Respuesta
  • el 30 junio, 2019 a las 10:28 am
    Permalink

    Solución, un BRT, las están instalando en muchas ciudades europeas como alternativa al tranvía, por ser mucho más baratas y hacer idéntica función e incluso con mayor versatilidad al no ser un transporte rígido y por cables como el tranvía.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×