Incómodas combinaciones (68 palabras)

El día a día de Benito Camela era un auténtico infierno. Cada vez que el maestro pasaba lista, este alumno brillante maldecía a su padre por esa secular y absurda tradición de perpetuar el nombre en la saga familiar generación tras generación. Muchos años después, Benito ejerce como maestro y nombra a sus pupilos solo por el nombre de pila… evitando  que  sufran la humillación que él padeció. 

Daniel Olivera 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×