Infección por coronavirus en La Gomera

Los sospechosos de estar infectados por coronavirus (con un caso confirmado) pasan las horas de “aislamiento” tomando el sol en una terraza del hospital gomero

Resulta algo tercermundista el trato que se está dando al asunto este de la infección por coronavirus de un alemán en la isla de La Gomera. Los señores del Gobierno de Canarias, amparados en el deseo de no generar “alarma social”, se permiten un discurso “ligero” sobre una enfermedad que ha provocado que la Organización Mundial de la Salud decretara la “emergencia sanitaria mundial”. Una enfermedad sobre la que todavía no se saben muchas cosas, especialmente sobre cómo se produce su contagio de persona a persona, pero que estos señores del Gobierno comparan con un catarro. En palabras del jefe de Epidemiología del Servicio de Salud Pública del Gobierno de Canarias, se trata de una “infección respiratoria aguda que se puede parecer a cualquier resfriado, catarro, gripe, que en la mayoría de los casos cursan de forma leve”.

Pero no solo se trata de lo que digan los expertos en su llamado a la calma, el toque tercermundista se advierte especialmente cuando entra en juego hablar de protocolos y del “aislamiento” de cinco ciudadanos alemanes sospechosos de tener una enfermedad que ha provocado cientos de muertes. Mientras en China cuarenta millones de personas son sometidas a cuarentena, y la repatriación de los españoles que se encontraban en Whan se realiza cumpliendo un estricto protocolo sanitario, las agencias de comunicación y medios locales canarios difundían imágenes de los turistas alemanes tomando el sol en una terraza del Hospital Ntra. Sra. de Guadalupe, en La Gomera. No podemos dejar de preguntarnos si se trata de algo normal que los sospechosos de tener una infección sobre la que todavía desconocemos tantas cosas pasen el día tomando el sol en una terraza del hospital. ¿Eso es normal? Preguntamos. ¿Es normal que nos tomemos a la ligera una infección como esta? ¿No merecen los poco más de 20.000 habitantes de la isla de La Gomera un poco más de respeto?

Una actuación responsable, efectiva y contundente

Desde el Gobierno canario desean que no se genere alarmismo social y, tranquilamente, señalan -quitando hierro al asunto- que “solo las personas con enfermedades crónicas, podrían estar en cierto riesgo de complicación”, como si eso no fuera algo grave o muy grave para una parte de la población de La Gomera y de las Islas Canarias en general. Al mismo tiempo que señalan estas cuestiones, aseguran contar con los medios y el personal para asumir la infección sin ningún problema, pero no terminan de aclarar si se tomarán medidas de control efectivas en los aeropuertos y puertos de las Islas. Medidas efectivas y contundentes que puedan evitar que un sujeto viaje con la infección desde Alemania o desde otro parte del mundo como si no pasara nada. Un trayecto que supone entrar en contacto con cientos de personas en aviones, barcos y zonas de tránsito.

Las medidas de las que hablamos deben incluir campañas de información ciudadana y, sobre todo, que no se limite -en ningún caso- la contundencia de las actuaciones para no generar alarma social o algún que otro descontento en el sector turístico de las Islas.

 

 

 

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×