Izquierda Unida en Granadilla denuncia la dejadez en materia de aguas negras

Para Izquierda Unida Canaria en Granadilla lo sucedido este domingo, con un vertido incontrolado de aguas fecales en la zona de Pelada en El Médano, por el mal funcionamiento de una estación de bombeo, es un despropósito que demuestra una vez más el poco interés de las autoridades locales por esta cuestión y el fracaso de un gobierno que entró por moción de censura, supuestamente para mejorar la vida del conjunto de los habitantes de Granadilla de Abona, pero al menos por el momento lo único novedoso que han hecho es permitir que nos bañemos en las playas del municipio con aguas mezcladas con nuestras propias heces.

El tratamiento de aguas negras es competencia en nuestras islas de los cabildos insulares con el control del Gobierno Canarias. De sobra es conocido que el Cabildo de Tenerife, presidido por el insularista Carlos Alonso, es el que peor está haciendo la tarea sobre esta cuestión. El incumplimiento es tal, que vertimos al mar sin tratar todos los días 57 millones aproximadamente  de litros de aguas negras en esta isla. Esta irresponsabilidad de la institución insular no significa que los ayuntamientos no tengan también su parte de culpa dentro de sus competencias. En el caso concreto de Granadilla es el Área de Servicios del ayuntamiento, cuyo concejal responsable es Marcos González, del Partido Popular, quien debe garantizar que la empresa privada Entemanser, que tiene asignado la gestión del agua en el municipio, lo haga correctamente. Pero desgraciadamente esto no está sucediendo, Entemanser no cumple y el ayuntamiento es cómplice.

La estación de bombeo en cuestión es fundamental para enviar las aguas negras de un pequeño grupo de casas en el que viven unas 500 personas hasta el emisario de Pelada para ser vertidas al mar sin más, pero ya ni siquiera lo más elemental funciona y el vertido se estaba haciendo sin bombear, expulsando las aguas negras por el aliviadero que posee el depósito de la estación El agua cae a la tierra creando un pequeño arroyo junto a una casa y termina en la costa. Lo que ha hecho Entemanser en estos meses cuando se ha desbordado esta estación es ir con cubas a vaciar el depósito, pero ya ni eso, se llena muy pronto y sale por el aliviadero.

Desde la formación de izquierdas no se entiende cómo un ayuntamiento que multa a gente humilde por permitir que su perro haga sus necesidades en la acera sin recogerlo posteriormente, no hace lo propio con una empresa que está incumpliendo con sus obligaciones y por tanto poniendo en riesgo a todas y todos las vecinas y vecinos. Esta estación carecía de luz eléctrica desde hace varios meses porque fue cortada por conexión ilegal, sin embargo ayer, tras las la presencia en el lugar de varias personas vecinas, junto al concejal de Izquierda Unida, Félix Hernández, que avisaron a la Guardia Civil y a medios de comunicación, provocó que lo que no habían hecho en meses lo hicieran en 30 minutos, conectando la bomba.

Desde IUC Granadilla exigimos soluciones reales y eficaces para gestionar correctamente las aguas negras, de una vez por todas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×