La Plataforma por la Dignidad lanza una campaña urgente por un matrimonio con dos hijos

No más impunidad con los menores en Canarias” 

Para que se hagan una idea: un menor en un Centro de Menores le cuesta al Gobierno de Canarias 3.200 euros al mes; con una cuarta parte de ese dinero podría esta familia tener un techo digno y aún le sobraría la mitad del dinero.

Es una pareja joven, con 20 años de feliz matrimonio y dos hijos sanos y educados, son de Tenerife y se han quedado sin casa por falta de trabajo, como tantas y tantas familias en esta tierra. En principio acudieron a los Servicios Sociales de su ayuntamiento, pero allí lo único que le ofrecían era separar a la familia y abrir expediente de riesgo a sus hijos –el paso previo a llevarlos a un centro-, mediando engaños muy feos con policía de por medio y una total falta de información, lo cual provocó que la pareja entrara en un estado de terror y ansiedad que casi acaba con ellos.

Por suerte, ahora están a salvo en casa de una buena familia de Santa Cruz de Tenerife que les deja quedarse unos días, tienen comida y asesoramiento gracias a la gente de la Plataforma 29E, de la Plataforma por la Dignidad y de la Asociación Deniper, y también gracias a la solidaridad de un buen hombre hoy hay disponible una casa que necesita algunas reformas, y que si conseguimos ponerla en marcha servirá también de residencia provisional para futuros casos urgentes de desahucios y falta de vivienda. Aun así, a pesar de todo lo conseguido, necesitamos más ayuda y colaboración: para alimentos que se acaban, o un trabajo (la madre es auxiliar de enfermería titulada con experiencia, el padre le mete mano a todo), o una vivienda que no sea necesario reformar, o muebles, camas, pintura, material de reforma, dinero para la reforma, aunque sea un euro, o cualquier cosa que se les ocurra que puede servir.

Ya hay albañiles que se ofrecen a trabajar, incluido el propio padre afectado. Si no pueden o no tienen forma de participar, siempre pueden compartir esta información para que llegue a más gente, y todos sepan cómo están las cosas en Tenerife, con las familias que menos tienen obligadas a huir y esconderse de nuestras Administraciones Públicas por temor a que se lleven a sus hijos, con la solidaridad de la gente como último recurso. Para que se hagan una idea: un menor en un Centro de Menores le cuesta al Gobierno de Canarias 3.200 euros al mes; con una cuarta parte de ese dinero podría esta familia tener un techo digno y aún le sobraría la mitad del dinero. 

 

 

Plataforma por la Dignidad 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×