Salvar la Tejita y proteger la Reserva Natural de Montaña Roja

La Asociación Salvar la Tejita ha nacido con el fin de proteger la emblemática playa de La Tejita y la Reserva Natural Especial de Montaña Roja -uno de los entornos más bellos, valiosos y sensibles del Sur de Tenerife-, del daño irreversible que le causaría la construcción de un alojamiento hotelero de grandes proporciones en sus inmediaciones.

En colaboración con la Asociación Tinerfeña de Amigos de la Naturaleza (ATAN), anunciamos en el día de hoy la petición de revisión de deslinde del dominio público marítimo terrestre aprobado por la Orden Ministerial de 25 de Noviembre de 2002 en el término municipal del Granadilla de Abona entre la Playa de la Tejita y Punta del Bocinegro.

Dicho deslinde fue aprobado contradiciendo lo dispuesto en el artículo 3 de la Ley de Costas (22/1988), en lo relativo a la protección de las arenas, dunas y maretas como partes integrantes del Dominio Público Marítimo Terrestre.

Esto ha podido ser demostrado mediante un estudio técnico encargado por ambas asociaciones, titulado “Geomorfología litoral de la provincia morfodinámica del Sureste de Tenerife, especial atención al área Tejita-Chinchorro”. Los datos obtenidos en el estudio granulométrico y el análisis de la fotografía aérea arrojan las suficientes evidencias de la existencia de un pasillo arenoso en el interior de la parcela hotelera. Este pasillo arenoso es de gran importancia pues conecta las playas de La Tejita y El Chinchorro (más conocida como la playa del Chiringuito Pirata). La construcción de un hotel en este espacio generaría un bloqueo a la circulación de las arenas, causando una paulatina pérdida de la arena en la Playa del Chinchorro.

Por otro lado, hemos podido constatar como parte del paseo marítimo anexo a esta urbanización invade los dominios de la mareta de inundación supralitoral que se forma periódicamente en el extremo oeste de la Playa de la Tejita.

De este modo, reclamamos la realización de un nuevo deslinde que incluya este pasillo arenoso así como las dimensiones potenciales de la citada mareta, tal y como se recoge en el artículo 3 de la citada Ley de Costas /1989.

Exigimos, que a los efectos de garantizar la integridad del dominio público marítimo terrestre se ordene la paralización de cuantas obras les afecten de conformidad con lo establecido en el artículo 12 de la Ley de Costas.

Reclamamos a las administraciones competentes que se lleven a cabo las medidas y rectificaciones oportunas para la recuperación de este sistema geomorfológico amenazado. La pervivencia de este sistema juega un rol muy importante como repositorio sedimentario tras episodios erosivos, suministrando nuevos aportes arenosos y contribuyendo así al equilibrio de las playas aledañas.

Es capital un giro en las políticas de planificación territorial y gestión de la costa. Se debe dar prioridad a la preservación un litoral resiliente ante los fenómenos adversos meteorológicos y los efectos del cambio climático, que sirva de zona de

amortiguamiento y protección para el futuro y que para ello deberá permanecer lo más ocioso posible de construcciones.

 

 

 

 

 

 

Asociación Salvar La Tejita y ATAN

16 de marzo de 2018.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×