Intersindical Canaria se alía con FEPECO y exige la ampliación de una segunda pista en el Aeropuerto Tenerife Sur

Que los empresarios de la construcción presionen al Gobierno canario exigiendo una segunda pista en el Aeropuerto de Tenerife Sur es algo que no ha de extrañar a nadie, como si piden cuatro. “La pela es la pela”, y no hay mejor dinero que el que pertenece al pueblo. Pero que una organización sindical se alinee sin rubor con ellos, es algo que llama la atención.

La excusa es que el pasado 25 de febrero y a causa de las persistentes lluvias la única pista del Aeropuerto se tuvo que cerrar y desviar los aviones hacia otros aeropuertos (como si las lluvias fueran selectivas y si inundan una pista respeten la segunda), y además que se ha llegado a un techo de 12 millones de pasajeros y según el Plan Director del Aeropuerto AENA ha fijado el límite de capacidad en 12 millones de pasajeros y es necesario aumentar esa cifra.

Del Sr. Virgilio Gómez, Secretario General de la Federación de Transporte uno se lo espera todo, gran defensor de los intereses de la oligarquía canaria, calló (cerró la boca) cuando Adán Martín presentó el Libro Blanco del Transporte en Canarias donde se reflejaba las intenciones liberales del proyecto; calló cuando Coalición Canaria planteó el tranvía Santa Cruz-La Laguna; calla con el proyecto del tren del Sur; calló con el proyecto del Puerto de Granadilla, y ahora grita con el proyecto de ampliar la segunda pista del aeropuerto del Sur. A este señor, traidor de clase, sólo se le oye cuando hay que defender los intereses empresariales. ¿Alguien le ha oído decir algo sobre que la Isla está sobreexplotada?, ¿Que ya no admite más turismo pues el deterioro del territorio es casi irreversible? ¿Qué mientras el sector turístico derrocha agua a mansalva, los campesinos tienen que dejar morir sus plantaciones porque no hay agua? ¿Qué elevar en millones la cifra de turistas no redunda en beneficio alguno en la población? ¿Qué el personal  laboral de los hoteles están sobreexplotados? ¿Qué Canarias es un ejemplo a nivel mundial de cómo no se debe desarrollar la industria turística por el grave deterioro del territorio?

Sr. Virgilio, es común que la clase política utilice las puertas giratorias para una vez dejar el cargo político entrar por la puerta grande en la empresa privada, así tenemos algunos ejemplos como el de Aznar, Felipe González, Acebes, José Borrel, Miguel Roca, Ana Palacio, Elena Salgado y tantos otros… Ellos traicionaron al pueblo español por beneficio personal, pero usted, Sr. Virgilio, es un pañuelo de usar y tirar, ha traicionado a los trabajadores a los que se debe a cambio de nada.

Siempre le recordaremos como un traidor de clase.

 

Fructuoso Rodríguez Morales




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

×