Santiago Pérez: “Clavijo tiene un ataque de cagalera tan grande con el Caso Grúas que dice una cosa y hace la contraria”

Santiago Pérez lamentó que “Clavijo esté pidiendo al TSJC que actúe al margen de la Ley, y no de cualquier Ley, sino del flamante Estatuto, la Constitución canaria que el juró cumplir y hacernos cumplir a todos los canarios”

El concejal de Por Tenerife-Nueva Canarias (XTF-NC) en La Laguna, Santiago Pérez, dice que el presidente del Gobierno canario, Fernando Clavijo, “tiene un ataque de cagalera tan grande con el Caso Grúas que mientras dice públicamente que le da igual quién lo juzgue, lleva dos semanas asediando al Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) para que retenga el Caso en sus manos y lo archive de inmediato”.

Clavijo está haciendo exactamente lo contario a lo que proclama. No se cansa de repetir la matraquilla de que a él le da lo mismo que le investigue, y en su día juzgue, el TSJC que los tribunales de Tenerife. Sin embargo, toda su infantería mediática y sus subalternos del Gobierno y Coalición Canaria (CC) llevan dos semanas asediando al TSJC con el objetivo de prolongar un aforamiento que ya no existe”, expuso Pérez.

El concejal recuerda que hoy mismo “el propio Clavijo y toda su fanfarria propagandística pagada con dinero público anuncia que va a recurrir el auto del TSJC devolviendo la investigación del Caso Grúas al Juzgado de Instrucción de La Laguna”.

Lo más gracioso de este asunto –siguió diciendo- es que la representación de Clavijo primero pidió al TSJC que archivara el Caso Grúas, sin escuchar si quiera al Fiscal. Ahora dice lo contrario: que la devolución del Caso al Juzgado lagunero es nula, porque no se escuchó a las partes. Pero a él sí le escuchó: pidió el archivo del Caso, como alguien le había prometido. A los denunciantes, también: pedimos la devolución inmediata del Caso a La Laguna. Y al Fiscal también: informó a favor de la devolución”.

El TSJC “tenía a la vista todas las opciones posibles y conocía el criterio de todas las partes personadas. ¿Faltaba alguien? Los imputados no aforados, que no se habían tomado la molestia de comparecer ante el TSJC, que confiaban en las promesas que le hicieron a Clavijo y el les contó para tenerlos tranquilos. En cualquier caso, no iban a plantear nada distinto al archivo del Caso”.

Santiago Pérez lamentó que Clavijo esté pidiendo al TSJC que actúe al margen de la Ley, “y no de cualquier Ley, sino del flamante Estatuto, la Constitución canaria, que el juró cumplir y hacernos cumplir a todos los canarios”.

Parece que este Clavijo “no es el mismo que se fue a Madrid a celebrar por todo lo alto la entrada en vigor del Estatuto de Autonomía de Canarias. Porque en Madrid podía habernos adelantado a todos que iba a celebrar el nuevo Estatuto menos lo que tiene que ver con la reforma del sistema electoral y la derogación del aforamiento. Se querían aferrar a ambos privilegios exprimidos hasta el agotamiento por Coalición Canaria”.

El espadachín Clavijo, Clavijo el víctima, que le está diciendo a todo el mundo que a él le da lo mismo qué tribunal lo juzgue; ahora, él, vergonzantemente, le va a pedir al TSJC que por favor retenga en sus manos el Caso y lo archive. La gente de esta tierra no es tonta y ante la contradicción cada vez más evidente entre lo que Clavijo dice y lo que hace piensa que tiene algo que ocultar, que si está tan empeñado en prorrogar la competencia del TSJC aunque esté derogado el aforamiento (por cierto lo de las prórrogas se le da muy bien), es porque algo no cuadra”.

A cualquier ciudadano seguro de su inocencia, con la conciencia tranquila, “le daría lo mismo que lo investigara el TSJC que los jueces y tribunales de La Laguna y Tenerife. Si a él no le da lo mismo es porque sabe que tiene cosas que ocultar y porque estaba convencido de que el TSJC iba a archivar el Caso Grúas porque alguien se lo prometió. Y ese alguien cada vez es más evidente quién era. El propio presidente del TSJC cuyos argumentos jurídicos parecieran escritos por la misma mano que los de la defensa de Clavijo”.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×