Situación Nacional tras cuatro décadas de Gobierno en “democracia”

A menudo nos encontramos en los partidos políticos con responsabilidades de gobierno o gestión política, que reaccionan ante cualquier queja o critica ciudadana llevando las cosas al terreno personal, considerando estas como ataques personales a su partido, sin ni siquiera tener la decencia de entender que como personajes públicos que son, como administradores de la “cosa pública” y hasta como personas, pueden equivocarse en cosas y casos. Es decir, hay quienes están tan acostumbrados a la adulación permanente y a la pleitesía que les rinden los que, no teniendo ni cualidades ni méritos para ser merecedores de nada y aspirantes a “disfrutar de favores personales”, que cuando no se encuentran con ese tipo de comportamientos, creen que cualquier cosa que se salga de ese guión es algo personal contra ellos o contra su partido. Digo esto, porque hay miles de [email protected] que en un momento u otro nos encontramos con situaciones que solo pueden explicarse si se entienden como “reacciones estentóreas y destempladas” de personajes de este tipo, e incluso a veces con el convencimiento íntimo de que a pesar de las disculpas genéricas y apelaciones a normativas, son venganzas personales siguiendo aquel viejo adagio español. siempre tan de moda, de que “ a los amigos se les da de todo (Lo merezcan o no), a los enemigos con todo y a los indiferentes se les aplica la legislación vigente…”

Tras cuatro décadas de Gobierno en supuesta democracia, en las que se debería haber acabado con la teocracia provinciana y caciquil del franquismo, con la desesperante hambre de Infraestructuras, Servicios, Trabajo, Educación, Sanidad, etc. que son endémicas de esta tierra, nos encontramos con que esta situación apenas ha cambiado y seguimos casi en la misma situación de siempre, percepción que tienen la ciudadanía aunque no se atrevan a manifestarlo públicamente. Porque esa es otra. Recientemente me encontré en el médico con alguien [email protected] y tras una charla intrascendente, la cosa derivó hacia la situación actual. Me sentí casi conmocionado cuando esta persona, que viene del ámbito judicial me soltó la frase de que “y no digas nada porque encima te niegan hasta el trabajo poniéndote en una lista negra…” Me quedé de piedra, puesto que si hasta la gente “de dentro (Del Sistema)” tiene esa percepción, ¿Qué no podemos pensar los que sufrimos fuera de él? ¿De verdad acabó el franquismo y sus persecuciones, el uso del método de palo o golosina…? Quizá quienes ahora tengan menos de treinta años no sepan de qué va esto, y fueran necesarias montones de explicaciones y datos para demostrar que en el fondo aquí no ha cambiado nada tras cuatro décadas, pero los que aunque sea vagamente recordamos aquellos tiempos de penurias, hambre, corrupción política generalizada, paro, represión etc., no podemos más que preguntarnos si de verdad ha cambiado algo. La pasada semana me enviaron la foto del principio, y por más que uno sepa que no son rumanos sino gente de aquí, no puedo por menos que, a tenor de la exposición que acabo de hacer, preguntarme si los verdaderos rumanos que forman asociaciones para delinquir son más peligrosos para Canarias que esta cuadrilla….

En estas cuatro décadas han pasado por el gobierno canario varios partidos y en teoría, cada cual con su programa particular. Han sido varios los presidentes de esos gobiernos… La realidad contradice a la teoría, puesto que los partidos y sus candidatos han aplicado las mismas políticas de rapiña y “tierra quemada” (Especulación Urbanística, etc.), usado casi los mismos discursos dependientes, y aplicado las mismas consignas dependientes de los madriles, por lo que se puede afirmar, a pesar de las diferencias de siglas y personajes, que aunque en teoría haya habido diferentes gobiernos y partidos en estos, las diferencias para Canarias no han sido ni apreciables ni distintas, por más que muchos se fijen en las caras o en las siglas. En lo sustancial, en lo general, ha habido un solo régimen comandado por los mismos personajes y partidos que han mantenido en esta tierra un régimen colonial con apariencia de democracia, por más que, repito, cambien siglas, cabezas de listas, etc. La realidad es que pese a esas supuestas diferencias, esta tierra en estas cuatro décadas solo ha recibido “un lavado de cara de modernidad”, pero bajo esa mascara de maquillaje sigue siendo la misma colonia de siempre, con los mismos problemas enquistados de épocas pasadas, gobernada “por los mismos de siempre” alternándose en el poder, mientras los que estarían llamados a traer soluciones, seguimos perdidos en disquisiciones teóricas, en debates minimalistas y cuestiones superficiales de carácter más bien endogámico. Sin entrar de una vez en abordar un enraizamiento social y una movilización de la masa popular que nos conduzca a revertir la actual situación.

Pdata: Recientemente una encuesta en Rumanía ha puesto de manifiesto que la mayor parte de los rumanos actuales, en unas hipotéticas elecciones votarían al fenecido dictador comunista Chauchescu en lugar de los actuales políticos “democráticos”… Que decir…, salvo que como aquel muñeco de un conocido ventrílocuo “¡Toma democracia moreno…!”

 
 
 

Desde la Vieja Fortaleza, Rukaden Ait Anaga

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×