Sobre la defensa que la derecha española hace de la Unión Europea

¿Es la emisión de 60.000 millones de euros del Banco Central Europeo una intención de sacarnos de la crisis o por el contrario una acción de guerra de la Oligarquía financiera contra el ciudadano europeo?

¿Qué le ocurre a un barco cuando se rompe su timón?, pues que queda a la deriva y son las corrientes marinas y el oleaje los que marcan su devenir. Pues eso mismo ocurre cuando un Estado permite que le roben su soberanía y todos los estados miembros de la Unión son barcos a la deriva y su destino es trazado por la oligarquía financiera a través del FMI y del Banco Central Europeo.

Mario Dragui, presidente del BCE (entidad que no controla ningún representante político de la Unión, sino la élite financiera), lleva años emitiendo 60.000 millones de euros y distribuyéndolo entre las entidades bancarias con el fin de sacarnos de la crisis económica que entramos en el 2008.

Hay que tener en cuenta que un éxito de la élite es que ellos pueden fabricar el dinero a placer (dinero denominado «fiat» porque es un dinero que sirve porque lo dicen ellos, es decir no está respaldado por valor alguno).

Muchos miembros de la política española verán con buenos ojos y babearan agradecidos de que el BCE tire dinero desde el helicóptero (denominación del premio nobel de economía Milton Friedman al hecho de imprimir dinero a mansalva con el fin de que la población tenga capacidad de compra y mueva la economía).

Sin embargo, analizando la II Guerra Mundial, vemos que los nazis desarrollaron un plan militar para derrotar a los aliados basados precisamente en inundar Inglaterra y EEUU de dinero «fiat» (vale porque lo dicen los nazis).

La historia se basa en el maquiavélico plan ideado por Reinhard Tristan Eugen Heydrich, alto oficial nazi que ostentó el cargo de SS-Obergruppenführer und General der Polizei y jefe de la Oficina Central de Seguridad del Reich que incluía a la Gestapo, a la KriPo y al SD. El plan consistía en inundar a los países enemigos (Inglaterra y EEUU) de dinero falso con una calidad tal que ni tan siquiera la casa de la moneda de los respectivos países fuera capaz de detectarlo. Con ello se provocaría una hiperinflación llevando a ambos países a la quiebra y provocando así su derrota al quebrarlos económicamente.

Yo no dejo de preguntarme, si «tirar dinero desde el helicóptero» como hace en la actualidad el BCE los Nazis lo practicaron como una acción de guerra, ¿Qué pretende el BCE?

Los independentistas canarios tenemos que partir de la base que hemos de construir un proyecto de SOBERANÍA REAL, que podamos controlar nuestra propia moneda, de tener un Banco Nacional Canario y un proyecto económico de desarrollo industrial propio.

 
 
 

Fructuoso Vicente Rodríguez Morales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

×