Taucho resiste

Con el corazón en la boca, pero resiste. El CSO Taucho no ha caído. Una vez más lo han intentado, pero la vieja casa se les escurre de las manos al Sistema. Las ganas de “vivir” han sido más fuertes; porque Taucho no representa solo a un puñado de personas o 25 años de historia; Taucho conecta con una tradición de lucha anterior, un eslabón que nos adhiere con otras formas de vernos y de construirnos en sociedad. No se trata de un simple lugar. Taucho es el enlace de viejos y nuevos códigos que anticipan insurrectas formas de representar y reproducir nuestras vidas. Entrar en Taucho es una forma de salir del “mundo administrado”. Un mundo empeñado en traspasar la vieja entrada del centro, pero que -una vez más- se ha quedado en el umbral de la puerta.

Nos vienen, como ráfagas de viento, aquellos versos de Pedro García Cabrera, esa “A voz en cuello” que dice:

“Contra viento y marea,

con el alma en un hilo

entre luces y sombras,

amo la libertad”

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×