Un hombre digno del respeto de la Humanidad

Es difícil mirar a los ojos de un hombre cuando tú sabes que va camino a desafiar la muerte.

Llegué, vi moverse a un grupo de batas blancas, banderitas en las manos y alisté enseguida mi lente. Ya con ellos al frente, entró en el cuadro un rostro conocido, bajé la cámara casi con el susto de Korda al tomar la foto al Che. Sí, sí conocía aquel hombre, pero de dónde…

De su otra partida, a África para enfrentar el Ébola.

¿Qué tú haces aquí?”, me preguntó. “Compadre, eso digo yo, ¿qué tú haces aquí?¿De nuevo vas a retar a la muerte?”, le contesté. Y sonrió con esa serenidad de los más valientes y me dijo: “Pa´ Italia vamos y no te preocupes que regresaremos y seguiremos luchando por la vida”.

De pronto sorprendieron las notas del Himno de Bayamo. Mientras cantamos pensé: Que honor cantar estas estrofas con verdaderos mambises. Qué pensarían Perucho y Céspedes si los vieran. ¡Coño, que privilegio el mío!

Finalizó el acto. Ya camino al destino de la gloria, me miró nuevamente y me dijo: “Fotógrafo, como me dijiste aquella vez, Con dos coj…., ¡Viva Cuba!

Quizás para millones nada dice este nombre, pero el enfermero cienfueguero Rubén Carballo Herrera es un verdadero héroe, digno del respeto de la humanidad.

Foto de portada: El enfermero cienfueguero Rubén Carballo Herrera es un verdadero héroe, digno del respeto de la humanidad. Foto: Ismael Francisco / Cubadebate

Fuente: Cubadebate.cu




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×